Un poco de sabiduría


Vejez igual a sabiduría

Felicidad, elección por adelantado; cada quien elige como va a ser su día

Vejez, cuenta bancaria de la que se retira lo depositado durante el camino.

Ser paciente da el tiempo para alcanzar metas. no es sólo espera, sino ritmo.

Reportajes Metropolitanos

Carlos Ravelo Galindo

Antes de entrar en materia nos hicieron una pregunta: En la cena en los pinos a la alemana Merkel, ¿además de brindar con cerveza, sirvieron chicharrón y carnitas. Con hartas tortillas?

Nos recuerdan que ya hubo un mandatario que a una cena de gala, en Londres, asistió con botas charras de charol y frac.

Todos tenemos un punto de vista personal sobre la vida. Ni modo.

Muchos no la elegimos, sólo seguimos nuestros sentimientos e instintos, y nos dejamos llevar por las circunstancias, que muchas veces nos someten

Otros decidimos elegirla, y seguir nuestra filosofía y nuestras metas.

El hombre de esta historia nos muestra que se necesita un poco de sabiduría para poder vivir completamente felices.

Esta persona, de 90 años, bajito, y muy bien presentado, se traslada a un hogar de gente muy mayor.

Su esposa de 80 años murió recientemente y él se vio obligado a dejar su hogar.

Después de esperar varias horas en el vestíbulo de la casa de retiro, el viejo sonríe suavemente mientras alguien le informa que su habitación está lista.

En tanto camina lentamente hacia el elevador, ayudado por su bastón, la persona que lo acompaña empieza a describirle su pequeña habitación. Incluye la hoja colgada en la ventana que sirve de cortina. «Me gusta mucho», dice con el entusiasmo de un niño de 8 años de edad que acaba de recibir un lindo regalo.

«Señor, pero si ni siquiera ha visto la habitación. Espere, en un momento estaremos allí»

«Eso no tiene nada que ver», responde. «La felicidad es algo que yo elijo por adelantado, sin importar si me gusta o no. El ambiente no depende del mobiliario o la decoración, sino de cómo yo decido verlo…»

«Ya resolví en mi mente que me gusta la habitación. Es una decisión que tomo cada mañana cuando me despierto».

«Yo puedo elegir pasar mi día en cama con todas las dificultades que tengo con las partes de mi cuerpo que ya no funcionan muy bien.

“O puedo levantarme y dar las gracias al cielo por aquellas partes que todavía trabajan en orden.

«Cada día es un regalo, y siempre que tenga la oportunidad de abrir mis ojos, me centraré en el nuevo y en todos los recuerdos felices que he construido durante ellos.

«La vejez es como una cuenta bancaria que retira en la vida posterior, lo que ha depositado en el camino”.

Por un momento, pensamos en las palabras del viejo hombre, y todo tenía sentido.

Nos hizo darnos cuenta de que en la vida tenemos que depositar toda la felicidad que podamos en nuestra cuenta bancaria de recuerdos. De esta manera, siempre tendremos un tesoro de cortesías.

Cómo nos gustaría darle las gracias por llenar mi cuenta bancaria con efemérides felices, que todavía no acabo de llenar.

Esto trae como consecuencia recordar que para vivir una vida feliz tienes que liberar tu corazón del odio, y tu mente de preocupaciones.

Vive simple, da más y espera menos.

Así nos lo contaron. Así se los platico. No tiene desperdicio.

Felicidad en los años dorados
Felicidad en los años dorados

ALGO QUE COPIÉ Y APRENDÍ

Carlos Ravelo Galindo, afirma

Son 10 valores que los niños deberían aprender en la escuela

Siempre y cuando, como dice y dice bien doña Teresa Gurza, que haya escuelas, sus edificaciones dignas y sitios adecuados, con baños, agua potable. Y techo, cuando menos.

De otro modo, ni pensarlo. Como equivocadamente cree el sumo gobierno. Lo pregona, lo presume y lo promete .Pero no lo hace. Vaya, como siempre, no cumple. Obtener una educación es importante. Los niños y adolescentes necesitan, además, recibir lecciones de vida que les permitan ser independientes y seguros, pero respetuosos.

A continuación te presentamos diez lecciones sobre las cuales las escuelas deberían centrarse:

1 Vives la vida que has creado para ti mismo.

Mientras que otros intentarán persuadirte, debes saber que no pueden decidir por ti. Asegúrate de que el camino que se tome se alinea con su propia intuición y deseos. Está bien cambiar caminos o crear uno nuevo.

2.-Paciencia no es sólo saber esperar.

La paciencia trata de la capacidad de mantener una buena actitud mientras trabajas duro para lo que desea lograr.

Ser paciente te da el tiempo que necesitas para alcanzar la meta. La paciencia no es sólo la espera, sino el ritmo.

3.-Antes del éxito siempre existe algún tipo de fracaso.

Cometer errores es parte del proceso de aprendizaje y la mayoría de los errores son inevitables. Cometer errores no es el problema. No aprender de ellos si lo es. Recuerda que detrás de cada gran éxito, hay mil intentos fallidos.

4.- Pensar y hacer son cosas diferentes.

No esperemos que el éxito llegue simplemente caído del cielo. Eres lo que haces, no lo que dices que harás. Recuerda que las cosas buenas vienen a aquellos que trabajan en metas significativas. Pregúntate lo que es importante y ten el coraje de construir tu vida alrededor de esa respuesta

.5.- No tienes que esperar a una disculpa para perdonar. Aprende a aceptar todas las disculpas que nunca obtienes, esto hará la vida más fácil. La clave es estar agradecidos por cada experiencia, ya sea positiva o negativa.

En lugar de molestarse en una situación, dar un paso atrás y decir «gracias por la lección». Darse cuenta de que los rencores del pasado son una pérdida de felicidad. Cuando perdonas, permites dejar ir tu pasado

.6.- Aléjate de las personas que te hacen sentir mal.

Ser valiente y alejarse de las personas que te hacen sentir incómodo e inseguro. Si alguien con quien te quedas te hace sentir que no puedes ser tú mismo. O si te sientes emocionalmente agotado o ansioso después de pasar tiempo con ellos, escucha tu intuición y déjalos de lado.

Pasa el rato con las personas que te inspiran a ser la mejor versión de ti mismo.

7.-Lo que posees no es quien eres.

Las cosas que tienes no tienen nada que ver con quién eres como persona. Entender que vivimos en una cultura enormemente orientada al consumidor que da más importancia a las cosas materiales que a las conexiones y experiencias significativas. Establece un punto para crear tus propias conexiones sin ser influenciado por lo que se ves en la televisión, lees en revistas de moda y así sucesivamente

.8.-Las cosas pueden cambiaren tan sólo en un segundo.

Ten en cuenta que las cosas cambian, a menudo espontáneamente. La gente y las circunstancias van y vienen. Recuerda que la vida no para y tiene la capacidad de pasar de la calma al caos en cuestión de segundos.

Eventos imprevisibles suceden y pueden ocurrir en cualquier momento. Así que cuando la vida es buena, absorbe cada instante, disfrútalo. Y cuando la vida se pone dura, debes saber que estos momentos no duran para siempre.

9.- Quererte es tu trabajo, y no el de otras personas.

Cuando los niños son pequeños se les enseña a ser amable con los demás. Pero a medida que crecen, necesitamos recordarles que, si bien es importante ser amable con los demás, lo es más serlo con ellos mismos.

10-.La vida es corta.

Es cierto. No se debe olvidar que hay más tiempo que vida. Aprovechemos nuestro lapso.

Nos parecieron importantes. Y acaso aplicable a nuestra juventud. Por eso lo titulamos, para no engañar a nadie: Algo que copié. Y aprendí.

 

Ser agradecido, un valor
Ser agradecido, un valor

ESTÍMULOS PARA VIVIR MEJOR

Los consejos, estímulos o mantras son expresiones significativas que tienen un poder psicológico y espiritual en nosotros. No importa si son leídas, habladas o escuchadas, siempre tienen el poder de traer calma y serenidad a nuestra vida, mientras nos ayudan a sanar nuestro dolor emocional.

Personalmente, y con auxilio de Octavio García y su esposa Anita, hemos descubierto que funcionan especialmente bien en las mañanas, pues al ser la primera cosa con la que iniciamos nuestro día, aseguramos comenzarlo con una actitud receptiva, alegre y llena de esperanza.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones que puedes incluir en tu ritual matutino:

Nunca asumas que estas atrapado en la vida que tienes hoy. No lo estás. La vida cambia cada momento, y tú también.

Es común pensar que la situación en la que estamos actualmente es imposible de cambiar. Recuerda esto: »No importa que tan buena o mala sea tu situación, todo cambiará».

Hay una gran diferencia entre la fatiga vacía y el cansancio gratificante.

Invierte tiempo en las cosas que te interesan y te importan. Cuando haces cosas con tu corazón todo se siente bien, Incluso si esto significa enfrentar muchos obstáculos.

Si tienes el poder de hacer feliz a alguien hoy, hazlo. El mundo necesita más de eso.

No dejes que nadie tenga el poder de arruinarte el día ni cambiar tu estado de ánimo. Es fácil expandir positivismo y hacer sonreír a alguien.

Trabajar duro y con atención plena y consiente. Haz lo que tengas que hacer, e ignora el drama a tu alrededor. Deja que tu éxito hable por ti.

Uno de los secretos de la vida es estar concentrado. No dejarte distraer por la negatividad de otros. Y lo más importante no dejar que te influya a nivel personal.

El hecho de que estés en la lucha no significa que vayas a caer. Cada éxito requiere algún tipo de lucha digna. ¿Recuerdas cuando trabajaste duro por conseguir aquello que realmente querías lograr?

Cree que aún puedes hacerlo porque eres la misma persona que puede volver a lograrlo.

El problema no es problema. El problema es pensar demasiado en él. Déjalo ir y sé libre. Analizar nuestra situación es bueno, pero asegúrate de no pensar demasiado en ello porque corres el riesgo de quedarte allí. En ocasiones nuestra mente crea más problemas que los que realmente hay.

Con cada respiración deja de lado las expectativas, el miedo, el pesar y la frustración. Deja de lado la constante necesidad de aprobación. Nada de eso es necesario.

Continúa….No dejes que tu pasado condicione tu futuro. Lo más importante es lo que haces ahora, en tu presente. No puedes esperar la victoria, mientras planificas la derrota. No te pierdas a ti mismo en la venganza, la competencia o los celos. Pronto descubrirás que no son importantes. Algunas veces tu mente necesita más tiempo para aceptar lo que tu corazón ya sabe.

Respira. Sé un testigo, no un juez. Piensa con tu cabeza, piensa con tu corazón, sé sensible al momento de ponerte en el lugar del otro, y trata de ver las cosas desde diferentes perspectivas en cada situación.

Tu corazón siempre sabe lo mejor. Quéjate menos, apréciate más. Espera menos, Prepárate más. Juzga menos, entrégate más. Hoy.

Hoy, recuérdate a ti mismo cuáles cosas son realmente importantes. ¿Te dejarás afectar por los comentarios negativos o por lo que la gente dice de ti? Hazte un favor y enfrenta tus días con más conciencia. No dejes que las cosas que quieres te hagan olvidar de las cosas que tienes. Pon un poco de gratitud en tu lista de pendientes.

Está bien ser un poco ambicioso, pero definitivamente ser agradecido por lo que has logrado hasta el momento no tiene precio. El secreto para ser agradecido es que no hay secretos. Tú escoges serlo. Entonces, podrás hacerlo una y otra vez. Cada día. Cuando lo olvides, empieza de nuevo. Incluye la gratitud en tu lista diaria.

El que agradece es merecedor de más motivos para agradecer. No vivas una vida llena de planes. En ocasiones los mejores momentos ocurren sin planificarlos, y los pesares más grandes ocurren por no llegar a lo que estaba previsto.

Aunque la planificación es buena hasta cierto punto, la exageración de ella puede hacer que con frecuencia esperemos más de ciertas personas o situaciones. A veces es mejor dejarnos llevar por la vida y sorprendernos.

Hay belleza en todo. Aunque la planificación es buena hasta cierto punto, la exageración de ella puede hacer que con frecuencia esperemos más de ciertas personas o situaciones. A veces es mejor dejarnos llevar por la vida y sorprendernos.

Hay belleza en todo. Aunque la planificación es buena hasta cierto punto, la exageración de ella puede hacer que con frecuencia esperemos más de ciertas personas o situaciones. A veces es mejor dejarnos llevar por la vida y sorprendernos. Hay belleza en todo.

Estas advocaciones, mantras y como quieras llamarles tienen un solo fin: hacerte la vida más fácil de llevar. Lograr tus ambiciones normales y congraciarte con tus semejantes

Así de fácil… parece.

La adquisición de bienes no brinda la felicidad
La adquisición de bienes no brinda la felicidad