Laura Poy y Arturo Sánchez / La Jornada Ciudad de México. México vivió un narco-Estado, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el que el Poder Ejecutivo “estaba tomado, secuestrado, era una república aparente, simulada”. Ahora, dijo, “ya no existe, porque nosotros no estamos involucrados con el narcotráfico, somos distintos”. Destacó que el caso de Genaro García …