Ruiz Healy Times : Índice Nacional de Precios al Consumidor


El presidente Andrés Manuel López Obrador
  • Inflación no está domada aún, revelan las cifras del INEGI.
  • Beneficiaría a México instalación de fábricas de microchips.
  • Recurrirá INE a la Corte para impedir aprobación del Plan B.

Eduardo Ruiz-Healy

Inflación en México

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) para la primera quincena de este mes y todo indica que la inflación dista de estar domada pese a las alzas a las tasas de interés decretadas por el Banco de México, el programa antiinflacionario diseñado y puesto en acción por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y los 373 000 millones de pesos que a los mexicanos nos costaron  el año pasado por concepto de los subsidios a la gasolina y el diésel decretados el año pasado.

De acuerdo a las mediciones realizadas por el INEGI, en la primera quincena de enero el INPC creció 0.46% respecto a la quincena anterior y por lo tanto la inflación general anual llegó a 7.94%. Hace un año, la inflación anual fue de 7.13%.

También en la primera quincena el índice inflacionario subyacente aumentó 0.44% respecto a la quincena anterior y a 8.45% a tasa anual. Hace un año, la tasa anual fue de 6.55%. O sea que los consumidores seguimos sufriendo por los aumentos de  los precios de alimentos procesados, bebidas, tabaco, vivienda propia, renta de vivienda, servicio doméstico, servicios diversos para el hogar, loncherías, fondas, taquerías, restaurantes y similares, servicio de telefonía móvil, mantenimiento de automóvil, consulta médica, servicios turísticos en paquete, y colegiaturas

Suprema Corte de Justicia de la Nación

Y en el mismo período, el índice no subyacente subió 0.51% respecto a la quincena anterior y a 6.44% a tasa anual. Hace un año la tasa anual fue de 10.21%. Esto significa que los consumidores estamos siendo menos castigados por los aumentos de los precios de los productos agropecuarios como son las frutas, verduras, carnes de res, pollo, cerdo, pescado, de los energéticos y de los que pagos por concepto de tarifas autorizadas por el gobierno.

Si analizamos los aumentos de precios por los diversos rubros reportados por el INEGI las cosas se ven mal.

A tasas anualizadas, los alimentos bebidas y tabacos se encarecieron 14.09%, las mercancías no alimenticias 7.57%, y un 7.47% los precios que pagamos en loncherías, fondas y taquerías, restaurantes y similares, servicio de telefonía móvil, mantenimiento de automóvil, consulta médica, servicios turísticos en paquete, entre otros. Los precios de frutas y verduras aumentaron 9.97% y las carnes 10.0%.

Precios de gasolinas

Estos incrementos afectan a todos, pero sobre todo a los mexicanos que menos ingresos perciben, que son la mayoría de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, también elaborada por el INEGI, que nos dice que  18 851 904 personas ganan hasta un salario mínimo, 20 393 089 que ganan más de un y hasta dos salarios mínimos, y 5 079 266 personas que ganan más de dos y hasta tres salarios mínimos. En pocas palabras, para estos mexicanos que en diciembre pasado ganaron de 172.87 hasta 518.61 pesos diarios los aumentos de precios les golpearon fuertemente el bolsillo.

Y los que menos tienen y menos ganan seguirán sufriendo porque este año habrá una recesión global y México no se salvará de sus efectos. Tanto no podrá sortear nuestro país la crisis económica que el PIB apenas crecerá el 0.9% o casi una tercera parte de lo que creció el año pasado.

 

MÉXICO SE BENEFICIARÍA

CON FÁBRICA DE MICROCHIPS

 

Alimentos y bebidas. Incremento en precios

Varios medios de comunicación de México y Estados Unidos  informaron que durante la visita que hace unos días hizo Joe Biden a México, le pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador que promueva políticas que permitan que nuestro país se beneficie con el auge que tendrá la industria estadounidense de semiconductores o microchips.

También señalaron que la secretaria de Comercio de EEUU, Gina Raimondo, en una visita a la Ciudad de México el año pasado, dijo que nuestro país podría beneficiarse si aquí se instalaran fábricas de microchips o se realizaran procesos como el ensamblaje, empaque o pruebas de dichos productos. Es más, aseguró que la denominada Ley CHIPS aprobada el año pasado por el Congreso estadounidense creará empleos y oportunidades para EEUU y México.

Gina Raimondo

Con base en esos reportes no faltan quienes aseguran que no tardarán en instalarse en México fábricas  o fabs de semiconductores.

Quienes esto afirman ignoran lo que implica construir y equipar una de estas fábricas.

Por ejemplo, una fab de Intel tarda tres años en completarse, cuesta 10 000 millones de dólares y requiere de 6000 trabajadores de la construcción. Otro ejemplo, las dos plantas que la taiwanesa TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Co.) está construyendo en Arizona costarán 40 000 millones de dólares, una de las mayores inversiones extranjeras en la historia de EEUU.

De acuerdo con el World Fab Forecast Report que puede verse en semi.org, “solo en 2023, las empresas de semiconductores están construyendo un récord de 33 fábricas, 10 más que las plantas que comenzaron a construirse el año pasado y casi el doble de los proyectos iniciados en 2020 y 2019”. Ninguna de ellas en México.

El mismo reporte señala que “ la industria de semiconductores gastará más de 500 000 millones de dólares en 84 fábricas para 2024. Más de la mitad de ellas comenzaron a construirse este año o el pasado”. De nuevo, ninguna de ellas en México.

Incremento de 9.97 % en precios de frutas

Y las principales fabricantes de chips no instalarán una planta en México mientras no tengan la seguridad de que el gobierno en turno, el de AMLO o el del que venga después de él, respetará los acuerdos, los contratos y las reglas del juego.

La señora Raimondo dijo que nuestro país podría beneficiarse de la Ley CHIPS o CHIPS and Science Act of 2022 promulgada por Biden el 9 de agosto del año pasado. Sin embargo, el boletín de prensa que la Casa Blanca emitió ese día deja muy claro que esa ley “Fortalecerá la fabricación estadounidense, las cadenas de suministro y la seguridad nacional, e invertirá en investigación y desarrollo, ciencia y tecnología, y la fuerza laboral del futuro para mantener a los Estados Unidos como líder en las industrias del mañana, incluida la nanotecnología, la energía limpia, la tecnología cuántica. informática e inteligencia artificial… desbloqueará cientos de miles de millones más en inversiones de semiconductores del sector privado en todo el país, incluida la producción esencial para la defensa nacional y los sectores críticos”. Ni el boletín de prensa ni la muticitada ley mencionan, ni de pasada, a México, ni la posibilidad de que las inversiones que se dedicarán para fortalecer a la industria estadounidense de los chips tengan como destino otro país que no sea EEUU.

Pasará mucho tiempo antes de que una fab se instale en México.

 

INE IMPUGNARÁ

EL PLAN B

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó y atacó al Instituto Nacional Electoral (INE).

10 % de incremento en precios de cárnicos

Entre lo que dijo me llamó la atención esto: “¿No son ellos los que permiten el relleno de urnas, la falsificación de actas? ¿No son las autoridades electorales las que se roban los paquetes (…) las que permiten la compra del voto? ¿Qué no son estos los que le dieron registro a candidatos a la Presidencia que no cumplían los requisitos por consigna, porque se los pidió el Presidente de ese entonces?”.

Lo anterior lo manifestó al comentar sobre la intención del INE de recurrir a todas las instancias legales para impugnar su llamado Plan B de la reforma electoral porque, según los consejeros electorales, atenta contra la democracia.

Si el Plan B pone o no en riesgo a la incipiente democracia mexicana lo determinará la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la que también es constantemente vilipendiada por Andrés Manuel.

Ahora bien, ¿es verdad lo que dijo el presidente sobre el INE?

  1. Sí, si se refirió al Instituto Federal Electoral (IFE) que desde su creación en 1990 hasta 1996 tuvo como sus presidentes a los cinco priistas que fueron secretarios de Gobernación durante esos seis años –Gutiérrez Barrios, González Garrido, Carpizo, Moctezuma y Chuayffet–, quienes no hicieron gran cosa para evitar que su partido rellenara urnas, falsificara actas de votación, robara paquetes electorales, comprara votos y postulara para diversos cargos de elección a candidatos que no cumplían con los requisitos.
  2. No, si se refirió al IFE que se convirtió en un organismo autónomo en 1996 y al Instituto Nacional Electoral (INE) que lo sustituyó en 2014. Durante 14 de esos años el IFE fue presidido consecutivamente por Woldenberg, Ugalde, Albo, Valdés y  Lorenzo Córdova, quien fue el último presidente de ese organismo y el primero del INE desde abril de 2014.

Lo anterior no quiere decir qué a partir de 1996, como por arte de magia, los partidos políticos y muchos funcionarios no cometieran o trataran de cometer trapacerías para que ganaran su candidatos a cualquier cargo de elección, pero es un hecho que a partir de ese año los procesos electorales, sobre todo los federales, fueron cada vez mejor organizados y supervisados, reduciéndose cada vez más las trampas y los fraudes. Un buen ejemplo de las anomalías que ayer denunció AMLO es su propia candidatura a jefe de gobierno del DF, en 2000, cuando sin satisfacer el requisito de residencia de 5 años como mínimo, fue aprobado como candidato del PRD por el Instituto Electoral del DF.

El odio no disfrazado de Andrés Manuel contra el máximo órgano electoral de la nación data de 2006, cuando por estrecho margen dicen oficialmente perdió la elección presidencial ante Felipe Calderón; está convencido que el IFE escondió centenas de miles de votos emitidos a su favor y que el entonces presidente Vicente Fox maniobró para que él no ganara. Tan convencido está de su victoria que hasta se proclamó presidente legítimo en noviembre de ese año.

Al descalificar al INE, descalifica su propia victoria electoral de 2018 y los triunfos de todos los morenistas que ese año y los subsecuentes ganaron en elecciones organizadas, supervisadas y avaladas por el INE.

 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com