Ruiz Healy Times: Diarrea de spots y los nuevos promocionales de los tres candidatos


Ricardo Anaya lanza pregunta
  • César Duarte, acusaciones, pruebas, huida y al final, impunidad.
  • Donald Trump, menciones de infidelidad causan revuelo en EU.
  • Caso del espía ruso muerto en Londres causa expulsión de diplomáticos.

Eduardo Ruiz-Healy

Desde el 14 de diciembre pasado hasta el miércoles 27 de junio entrante los partidos políticos y el INE nos habrán bombardeado con 59,731,200 spots de radio y televisión de 30 segundos de duración cada uno. Todo para convencernos a participar en las elecciones del 1 de julio y votar por los candidatos cuyas propuestas, promesas o caras más nos convenzan o agraden.

En promedio, durante cada uno de los 196 días que van desde el inicio de las precampañas hasta el final de las campañas políticas se habrán transmitido 304,751 spots a través de las 3,111 estaciones de radio y TV que hay en el país.

De los 59,731,200 spots, 26,879,000 serán para los partidos políticos y cada candidato independiente podrá transmitir 690,642. El INE transmitirá 18,728,220.

Durante las precampañas, del 14 de diciembre al 11 de febrero, cuando los anuncios estaban dirigidos exclusivamente a los militantes y simpatizantes de cada partido político, se transmitieron 7.1 millones de spots.

Andrés Manuel López Obrador dice que no subirá al avión presidencial

Durante el periodo de intercampañas que empezó el 12 de febrero y concluirá mañana, se habrán trasmitido 5.4 millones de spots.

Y a partir del viernes 30 hasta el miércoles 27 de junio, en las campañas, se transmitirán 10.6 millones de anuncios.

Recién vi los primeros spots de Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade.

En cada uno de ellos se ve al candidato vestido informalmente y sin corbata.

El mensaje de Anaya es simple y directo. Asegura que los días del PRI terminaron y que a fin de cuentas sólo nos queda elegir a a un candidato con una visión anticuada, que es AMLO, o a uno, que es él, que tiene un verdadero plan “para llevar a México a un futuro mejor”.

En su spot aparece su nombre y una voz de mujer lo pronuncia al final, con la frase “Ricardo Anaya, de frente al futuro”.

En su spot, López Obrador da por descontado su triunfo al decir que está arriba en las encuestas y pide que los mexicanos voten por sus candidatos a diputados y senadores “para que el poder legislativo sea verdaderamente libre”.

César Duarte

Termina diciendo “No voy a traicionar al pueblo de México”. Su nombre nunca se pronuncia y el spot termina con la voz de una mujer que dice “Juntos haremos historia”.

Meade arranca ofreciendo un gobierno “encabezado por gente decente” y presume de ser un hombre honesto al decir “Nunca he vivido por arriba de mis ingresos. Nunca”. Asegura que “Se puede ser servidor público sin lavar dinero, sin tener ranchos, sin vivir con excesos”.

La promesa fundamental en este mensaje es que combatirá “con todo la corrupción”.

El spot concluye con el candidato presentándose al público “Soy José Antonio Meade”.

A ver qué tanto les ayudan sus spots para ganar adeptos o no perderlos. A ver si no nos indigestan.

El tiempo lo dirá.

MALDITA IMPUNIDAD

César Duarte, el prófugo ex gobernador de Chihuahua, fue acusado de cometer 11 delitos. Uno federal y 10 del ámbito estatal.

El federal es un delito electoral: desviar millones de pesos para apoyar a candidatos priistas en diversas elecciones estatales.

Los delitos estatales son: cinco de peculado, tres de peculado agravado, uno de peculado agravado y delito electoral y uno de peculado con penalidad agravada. Peculado es una a manera elegante de definir el delito que consiste en robarse que pertenece a los mexicanos

José Antonio Meade y su combate

El gobierno de Chihuahua acusa a Duarte de haberse robado hasta  mil 200 millones de pesos.

También se le acusa de haberse clavado 900 cabezas de ganado que su gobierno compró en Nueva Zelanda dizque para donarlas a pequeños ganaderos del estado.

Según las acusaciones presentadas, casi 400 millones de pesos fueron desviados al PRI para apoyar a candidatos del PRI en las elecciones de 2016, sobre todo a quienes buscaron las gubernaturas de Chihuahua (Enrique Serrano Escobar), de Durango (Esteban Villegas Villarreal), de Sinaloa (Quirino Ordaz Coppel) y de Zacatecas (Alejandro Tello Cristerna). Los dos primeros perdieron mientras que los dos últimos ganaron.

En septiembre de 2014 Duarte y su entonces Secretario de Hacienda Estatal, Jaime Ramón Herrera Corral, fueron acusados de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita o lavado de dinero por el exdiputado local perredista Jaime García Chávez.

El 13 de marzo pasado, tres y años y medio después de esta denuncia, la Unidad Especializada de Análisis Financiero de la Procuraduría General de la República (PGR) resolvió desechar la acusación de García Chávez y no ejercer acción penal en contra de Duarte.

Jaime Ramón Herrera Corral

10 días después, el 23 de marzo, la misma Unidad Especializada de Análisis Financiero (UEAF) de la PGR también desechó la acusación de García Chávez contra Herrera Corral y resolvió no ejercer acción penal en su contra. Lo anterior pese a que la misma UEAF detectó que el exsecretario de Hacienda de Chihuahua depositó 12 millones 119,642 pesos en sus cuentas bancarias personales entre enero de 2011 y diciembre de 2013.

Ignoro si Duarte y Herrera Corral se robaron lo que el gobierno de Chihuahua dice. Quiero suponer también que ambos son inocentes mientras sus acusadores no sean capaces de probar que delinquieron. Sin embargo, Duarte aceptó gran parte de su culpabilidad desde el momento mismo en que decidió darse a la fuga a finales de marzo de 2017, hace ya un año.

El caso Duarte huele mal porque se le permitió andar libre durante seis largos meses, tiempo que aprovecho para planear su fuga.  Y no solo eso, fue hasta el 17 de enero pasado cuando la PGR por fin decidió solicitar su extradición desde donde se encuentre en el mundo.

Duarte es el mejor ejemplo de la maldita impunidad que tiene al país a un paso de caer en garras del populismo.

Ivanka Trump

TRUMP, SUS INFIDELIDADES Y RUSIA

La modelo y Playmate del Año 1998 de la revista Playboy, Karen McDougal, en una entrevista que el jueves pasado le concedió a Anderson Cooper de CNN, narró la supuesta relación sentimental de 10 meses de duración que sostuvo durante los años 2006 y 2007, cuando tenía 35 años y el magnate neoyorquino 60, relación que empezó solo unos meses después de que Melania Trump, la esposa del hoy presidente, diera a luz al hijo de ambos.

En la entrevista McDougal describe como Trump intentó pagarle por sus servicios después de que sostuvieran su primera relación sexual y cómo éste se sorprendió cuando ella se negó a aceptar su dinero. También narra cuando la invitó a su lujoso departamento en Trump Tower en donde se sintió avergonzada cuando el magnate le mostró la recámara de Melania, a quien después conoció en un evento del programa de televisión de Trump. Dijo que Trump la comparó favorablemente con su hija mayor, Ivanka Trump. “Dijo que era hermosa como ella», dijo McDougal, “No hubo muchas comparaciones, pero hubo algunas. Escuché mucho sobre ella”.

Trump también habló de Ivanka con la actriz de películas pornográficas Stormy Daniels, con quien supuestamente tuvo una relación sexual, también en 2006.

Daniels, que fue entrevistada el domingo, también por Anderson Cooper, en el programa 60 Minutes de CBS, describió como hizo que Trump se bajara los pantalones para que ella le pudiera dar unas nalgadas con una revista TIME en donde éste aparecía en la portada.

La actriz aseguró que solamente tuvo un encuentro sexual, sin protección alguna, con Trump, y que después, por miedo a que éste la lastimara, aceptó firmar un contrato de no divulgación y 130,000 dólares que unos días antes de la elección presidencial de noviembre de 2016 le entregó el abogado del magnate.

Donald Trump presidente de EU y la playmate Karen McDougal

En otros tiempos, casos como los de la Playmate y la actriz porno hubieran bastado para poner en graves aprietos al presidente estadounidense. Hoy la realidad es diferente y éste se limita a negar que tuviera las relaciones, seguro de que sus seguidores no lo abandonarán.

Sin embargo, para desviar la atención del público a otros asuntos, Trump decidió ayer expulsar de su país a 60 diplomáticos rusos como respuesta al intento de asesinato en Londres de un exespía ruso que fue hospitalizado el pasado 4 de marzo tras ser expuesto a un agente químico.

Curiosamente, cuando habló hace algunos días con el presidente ruso Vladimir Putin, Trump no se refirió al caso del espía ruso, lo que hace pensar que la expulsión se decidió sólo para que los estadounidenses hablen de este asunto y no de las supuestas infidelidades de su presidente.

Que peligroso es para el mundo que la relación Estados Unidos-Rusia dependa de los escándalos del Donald Trump.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy