Ridículos


Tratándose de dinero, partidos políticos y personajes “famosos” le entran.

Elevados recursos son aprobados para funcionamiento de institutos políticos.

 Ari Salgueiro

Las cosas más inverosímiles, los absurdos más risibles y las más delirantes equivocaciones tienen un escenario por excelencia, el de la política.
Desafortunadamente, a diferencia del teatro en donde una vez que termina la obra todos nos vamos contentos a nuestras casas, en la política la cosa no es tan simple, pues la comedia o el drama, interpretado por esos grandes actores si se ve reflejada en nuestra vida cotidiana.
Diariamente, todos somos testigos de cómo estos grandes histriones, malamente llamados políticos, escenifican épicas historias que, de una u otra forma, van a tener repercusiones en la también mal llamada ciudadanía.
No necesito contarles mucho acerca de los grandes errores de la política nacional, pero hay uno que no puede pasarse por alto, sobre todo por las desafortunadas repercusiones que tiene para México.

ari salgueiro dinero...
HABLANDO DE PARTIDOS POLÍTICOS

Se trata de las reformas constitucionales de 1977 que permitieron un incremento en el número de partidos políticos.
A partir de entonces, en lugar de fortalecerse la democracia, se ha visto un retroceso real que ya raya en la ridiculez.
Han sido muchos los partidos que han desfilado por la pasarela nacional, muchos los actores que apoyados en ellos han tratado de mantener vivas sus carreras o hasta de regresar tras ser exiliados de los grandes institutos políticos.
En ese espinoso camino de consolidación partidaria, tapizado de toneladas de recursos, cantidades inimaginables de corruptelas y cínicas maniobras para mantener el registro… es decir la entrega de dadivas del sistema político, muchos quedaron en la orilla y solo seis partidos lograron consolidarse, tres de ellos en forma aparentemente sólida y otros tres que han logrado sobrevivir girando alrededor de ellos.

ari salgueiro rafael juanito
APENDICES DE PARTIDOS

Así, el PRI, el PAN y el PRD son los partidos que pelean el poder, mientras que el PANAL, el PT y el PVEM sus rémoras, con un partido llamado Movimiento Ciudadano que tendría seriamente comprometido su futuro si no fuera por el tutelaje del PT y ahora de Morena.
Ahora, en un caso sui generis ha surgido un partido que podría competir seriamente con los ya consolidados, se trata, precisamente de Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, que muy bien podría convertirse en el sustituto de un maltrecho PRD en el espectro nacional.
Pero los otros dos nuevos partidos, realmente van a tener problemas, pues ni el Partido Humanista ni el Social Demócrata parecen tener madera para sostenerse por mucho tiempo en la competencia, sobre todo luego del cambio de reglas que  les impide nadar de muertito, por lo menos hasta que demuestren que son capaces de sobrevivir sin alianzas.
Porque es cierto que los líderes de los partidos políticos con tal de lograr salvar a sus gallinas de los huevos de oro, son capaces de aliarse con el mismísimo diablo y hasta de vender a su propia madre.
Pero ahora, con nuevas reglas esas alianzas salvavidas se han convertido en sueños de humo para los nuevos partidos, que deberán obtener al menos tres por ciento del total de votos si es que quieren mantener el registro.
Insisto en que el poder del dinero es impresionante y más cuando se trata de cantidades exorbitantes como las que maneja el Instituto Nacional Electoral para “la sobrevivencia” de los partidos políticos.
El poder de esa mina de oro lleva a los partidos a cometer verdaderas locuras y caer en irrisorios equívocos y absurdos. Sólo hay que recordar el vergonzoso caso de “juanito” en la delegación Iztapalapa de la capital del país y otros similares.
Pero el colmo no es que un payaso como “Lagrimita” haya decidido postularse para buscar una candidatura independiente a la alcaldía de Guadalajara, no eso, digamos que es un accidente, hasta cierto punto lógico a los cambios electorales que permitieron las candidaturas independientes.
No, el colmo es que un partido oficial no sólo haya lanzado una convocatoria para buscar candidatos, además, ha decidido postular como su candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca a un futbolista en proceso de retiro.
Claro, no es cualquier futbolista, se trata del ídolo Cuauhtémoc Blanco, a quien sin duda acompañan muchos blasones en lo futbolístico, pero que no se ha destacado por sus luces fuera de la cancha, es decir no es un Valdano.
Y no es que se quiera a un futbolista-filosofo, como lo es el ex jugador hispano-argentino, no, pero por lo menos la idea sería buscar a alguien mínimamente preparado para gobernar, caso, que desafortunadamente no es el de Blanco.