Quintero en su Tinta: Políticos oaxaqueños en la basura


El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, inicio Tequio por Oaxaca

Calvo Ziga y Hernández Fraguas responsables de tragedia ambiental.

A ellos se debe el cochinero en que está convertida la capital oaxaqueña.

Desconocimiento del rubro ecología de los irresponsables en la materia.

14 de junio, apoyado por dos funcionarios, Calvo y Fraguas

Antonio Quintero

José Luís Calvo Ziga y José Antonio Hernández Fraguas, son los únicos responsables de la tragedia ambiental y del cochinero que se registra en la ciudad capital –no de estos días-, sino desde que llegaron a ocupar sus cargos públicos.

Dos personajes oscuros, torpes, ineptos, negligentes, incapaces, miopes, y llenos de una estupidez sin igual. Pero además haciendo analogía del concepto de basura estos son, por si fuera poco, sucios, obscenos, que incluso a la política la han ensuciado y continúan ensuciando con sus acciones, la han contaminado al igual que la suciedad y porquería que brota y emana de las alcantarillas, drenajes, por si fuera poco ante los ojos de propios y extraños que hemos observado en las últimas semanas en el centro de la ciudad.

Basura por todas las calles y esquinas, residuos sólidos, de todo tipo, orgánicos e inorgánicos, industriales y hasta de los residuos peligrosos infecciosos y no infecciosos, es decir si la basura de mercados, de restaurantes, de hoteles, talleres mecánicos, etc. etc. todos esos desechos que comúnmente le llamamos basura, ahí tirados y regados por todas las calles del famoso Centro Histórico de Oaxaca. Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

DESCONOCEN CUÁLES SON SUS RESPONSABILIDADES

¿Por qué no creer entonces en que no habría la producción de basura en los hospitales pues estos se han manejado discrecionalmente, con opacidad? y muy lejos de la responsabilidad social que deben de tener para enviarlos a lugares especializados. Pero esto no lo saben quienes nos representan en la función pública, pues se carece de todo; sin inspección ni vigilancia. Conduciendo a un problema de salud pública.

A excepción también de Hernández Fraguas y Calvo Ziga, que no conocen los términos y normas ambientales tanto de la república mexicana como de las normas internacionales y que por omisión e irresponsabilidad pueden ser denunciados por ser los dos únicos responsables de estas temerosas acciones en contra además de toda la población que está a expensas de contraer alguna enfermedad por la contaminación –y reitero una vez más-; de convertirse un peligroso problema de salud pública con terribles consecuencias inmediatas y a futuro.

Son claras las maniobras que realizan estos cobardes, medrosos ante tanta apatía, desconocimiento, negligencia, de estos rufianes pseudopolíticos que se han “colado” a cargos en la función pública. Deben ser sancionados o incluso renunciados pero que por desgracia para los habitantes de esta entidad estos mecanismos todavía no se asimilan como una exigencia, -de aplicar el estado de derecho ante las constantes violaciones que realizan este tipo de individuos que han atentado a la salud de toda la población en general.

El presidente municipal del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez,  José Antonio Hernández Fraguas y José Luis Calvo Ziga, secretario del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (SEMAEDESO), dos sujetos disfrazados de funcionarios que deben ser investigados por la Contraloría Estatal y de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), ante todo los recientes hechos registrados en contra del medio ambiente y de lo que se ha generado en estos recientes días…

 

NULAS POLÍTICAS AMBIENTALES

El problema reciente, concreto sobre la basura y sus diversas problemáticas habla directamente de que toda la entidad oaxaqueña carece de políticas ambientales serias, profundas y responsables, pero por desgracia y para desgracia de todos los habitantes de la entidad oaxaqueña, han llegado funcionarios a esos cargos suficientemente torpes, miopes para no saber, entender lo que significa eso.

Para quien no sabe la materia de ecología en nuestra entidad  oaxaqueña, ha sido una palabra inexistente, no ha sido entendida ni comprendida, sencillamente porque la palabra ecología no existe en el vocabulario del simple oaxaqueño, y mucho menos en el lenguaje de los políticos que han llegado al trono del poder.

José Antonio Hernández Fraguas
José Antonio Hernández Fraguas

INSTITUTO ESTAL DE ECOLOGÍA

Por ahí en algún lugar, según existe una Ley que aplica que fue escrita por un constructor, redactor de leyes a lo largo del país, y que alguien astutamente lo contrató para que hiciera dicha ley. De esa manera hace algunos años se creó el Instituto Estatal de Ecología, que sólo fue un simple adorno y un  disfraz maquillado de recursos que nunca aterrizaron o que fueron desviados para lo que se presumió que salvaría a la entidad de una hecatombe ambiental; se dispuso de cuantiosos recursos millonarios para plantas tratadoras de aguas residuales que al final de cuentas fueron un severo fracaso en todas las regiones o municipios en los que se construyeron.

Luego vendrían toda una serie de tonterías políticas como los sanitarios o letrinas ecológicas, calidad del aire, biodigestores, y programas obsoletos para evitar la contaminación a ríos, mantos acuíferos, manantiales, ojos de agua, y la descarga de aguas residuales a diversos ríos.

 

EL CLUB DE AMIGOS DE GABINO CUE M.

Así el flamante Instituto Estatal de Ecología en aquel periodo ulisista fungió como operador fantasma de flamantes episodios a favor del medio ambiente, situación que hasta la fecha ha contrastado en las diversas acumulaciones de denuncias de los propios pobladores en varios puntos de las regiones del estado.

Luego vendría la catástrofe mayor con el gobierno gabinista que al igual que su antecesor los programas ambientales pasaron desapercibidos pero no sólo eso sino que simplemente nunca operaron el recurso financiero para las políticas ambientales de la entidad oaxaqueña se ignoraron porque el dinero fue canalizado para otras sutiles inversiones de la gente, el grupo de amiguitos del gobernador Cué Monteagudo.

 

DAÑOS A LA SALUD

Con todos estos ejemplos se entiende que en la entidad oaxaqueña no hay funcionarios capaces, profesionales, que hayan dado muestra de su visión en esta materia, por el contrario han sido rapaces porque el dinero que llega no se utiliza para ello, han corrompido las labores e incluso las propias leyes ambientales.

 

¿PROFEPA Y SEMARNAT, CUÁL HA SIDO SU PAPEL?

El reciente impacto ambiental que se registró en el extinto relleno sanitario ahora convertido en un basurero a cielo abierto, ha tenido serias consecuencias en el subsuelo ya que los lixiviados han llegado hasta afluentes de ríos cercanos, así mismo con los sistemas de biogás que se encontraban en ese lugar, sin  que la autoridad correspondiente haya previsto o detenido esa situación, lo ignoraron por completo con la complicidad de las dependencias federales que se supone que están para cuidar el medio ambiente, Semarnat, Profepa dependencias que tienen la obligación y la responsabilidad de atender cualquier denuncia, cualquier alerta de contaminación y sobre todo sancionar, multar a quienes resulten culpables de este episodio de impacto ambiental. No lo hicieron y no lo han hecho hasta este momento.

Maricela MartÌnez Coronel
Maricela MartÌnez Coronel

ACUERDOS CON LA 14 DE JUNIO

Esto sin lugar a dudas habla de la complicidad entonces con Hernández Fraguas y Calvo Ziga, dos personajes que tienen metidas las manos en componendas y turbios manejos con los liderzuelos de la organización criminal que controla ese lugar del basurero, porque alguien les prometió “trabajar de pepenadores” y así obtienen alguna ganancia económica.

Lo hizo Calvo Ziga con Hernández Fraguas, negociando a espaldas del propio gobierno estatal, con  las triquiñuelas ya características de estos, que contrataron a los rijosos vándalos, golpeadores de la 14 de junio y de seudo trabajadores de la empresa patito llamada  Larbin que desalojaron a la empresa que se había contratado (SICA), y que mantenía el proyecto del entonces relleno sanitario.

A finales del mes de marzo de este año (2017), Calvo Ziga, contrató con ellos, negociando con los golpeadores de la 14 de junio para que con lujo de violencia llegaran a las instalaciones de la empresa SICA, y se apoderaran de maquinaria, equipo a cambio de que trabajaran para la empresa Larbin, una empresa de dudosa procedencia pero con el aval y respaldo e impunidad de Calvo Ziga.

Su estancia en ese lugar a costa de la propia salud de los habitantes de ahí, los rijosos de esa organización mercenaria no quedaron a gusto pues empezaron a amedrentar y a  intimidar a la población de colonias vecinas. Aludiendo protección del propio Calvo Ziga y más impunidad.

 

ESTALLA CONFLICTO AMBIENTAL

Como oportunamente lo hemos estado informando en esta publicación, el conflicto ambiental estalló junto con el conflicto social de esa zona, el tema ambiental empezó cuando los pobladores impidieron el paso a camiones recolectores de basura a finales del año pasado, y Hernández Fraguas  el oscuro presidente municipal de la capital oaxaqueña ignoró el tema, y los problemas cotidianos de la capital. Así entonces se fueron acumulando los conflictos y problemas de la basura con los pobladores  y la organización 14 de junio que estalló en violencia la semana pasada.

A nadie le ocupó ni le preocupó el tema ambiental, ni a la presidenta municipal de Zaachila Maricela Martínez, ni a Calvo Ziga, ni a Hernández Fraguas y mucho menos al nuevo secretario de gobierno Héctor Anuar Mafud, como pudieron se escondieron de su responsabilidad total.

Y la ciudad mientras se atascaba de basura, se inundaba de ella, a los ojos de turistas nacionales e internacionales, y a unos días de iniciar los festejos de la Guelaguetza. Con diálogos obtusos la Segego no pudo destrabar el conflicto social de aquella zona. Pero Héctor Anuar Mafud se empeña en ser un Dios de los diálogos, pero en su primera intervención como representante ya fracasó. Los tiempos cambian, ya no son cuando él tenía 30 o 40 años, el tiempo no pasa en balde.

Basura frente a Catedral
Basura frente a Catedral

TEQUIO POR OAXACA

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, tuvo que realizar un tequio de limpieza en la capital, acompañado de la gris figura de José Antonio Hernández Fraguas y del propio José Luis Calvo Ziga, una jornada donde intervinieron todas las dependencias estatales y de paso algunos personajes federales con sus empleados.

El cinismo de estos dos personajes fue increíble, pues el más solicitado por la prensa en ese domingo fue Hernández Fraguas, y asestó minimizando que no sabía a dónde llevar toda la basura, “tenemos más de seis mil toneladas de basura acumuladas”, tenemos desbordado el tema” dijo, sobre si hay responsables de esta situación Hernández Fraguas contestó “que es un tema que seguramente se está resolviendo por el diálogo y la concertación…”

Así transcurrió la mañana del pasado domingo, donde los cómplices de estos conflictos sociales, políticos y ambientales agacharon la cabeza, pero ufanamente se tomaron fotos, selfies para presumirlas en redes sociales, no importando el grave daño que han causado por su omisión, negligencia y cobardía. Promoviendo daños a la ecología y ser promotores claramente de impunidad.

 

LA IGNORANCIA DE CALVO ZIGA

Con el citado problema del relleno sanitario ahora convertido en basurero a cielo abierto, ha quedado establecido el sucio trabajo de Calvo Ziga, y sus compinches, un relleno sanitario que había cumplido con las normas ambientales nacionales, y ahora por ignorancia de este secretario se ha convertido de nuevo en un basurero-tiradero sin el menor aprecio por la calidad ambiental.

Calvo Ziga, no tiene ninguna preparación ambiental, ni siquiera el conocimiento mínimo, es un neófito en la materia pero con un fuerte compadrazgo a favor de todas sus torpezas, con las zonas eólicas y las zonas económicas especiales harán buena mancuerna con Gutiérrez Candiani.

Para qué sirve tener a un secretario con estas características, sino sabe nada, porque mantenerlo en ese lugar de privilegio sin saber qué hacer, ya no puede haber personajes oscuros en una nueva administración gubernamental, porque entonces se traducen en rotundos y graves fracasos de un gobierno, como fue el caso del gobierno gabinista.

Lo que fue un relleno sanitario hoy son montañas de basura a cielo abierto, con serios y graves problemas de salud para toda la población cercana a ese lugar, este reciente problema se ha traducido en que las políticas ambientales son rotundamente ignoradas, la calidad ambiental no ha importado y no importa, es grave este asunto pues se ha disfrazado de solución un problema que no tienen ni la menor idea de cómo la propia naturaleza habrá de reaccionar, y quienes pagaran estos arrebatos y caprichos de estos personajes nulos de propuestas ambientales seremos todos los habitantes que a diario transitamos y vivimos en esta entidad.

Ya que no hay visión, no hay proyectos, no hay calidad de vida, sólo se resume en que todo se soluciona aparentemente en un dialogo superficial, tonto, engañándose a sí mismos.

Los culpables y los responsables tienen nombre y apellido están incrustados en los tres niveles de gobierno; en el gobierno estatal, municipal y en las delegaciones federales como Semarnat, Profepa, incluso hasta Sagarpa…

Las zonas naturales protegidas, Los Chimalapas, Las zonas mineras, las costas y así todos los puntos de la geografía oaxaqueña se encuentran a la deriva ante la llegada de estos personajes que seguramente terminarán por incitar más a la violencia, al desorden constitucional, y a la violación de los derechos de muchos oaxaqueños, ante la vista de propios y extraños…

Si los institutos estatales de ecología con los gobiernos anteriores no sirvieron de nada o escasamente con pocos resultados que nos espera con una dependencia ahora convertida en una Secretaría del Medio Ambiente, Energía y Desarrollo Sustentable (SEMAEDESO), con un depredador como funcionario ambiental pero ahora catalogado como delincuente ambiental.

Aquí una parte de esa ley que se creó para instalar o establecer lo que fue el marco legal sobre ecología; Buscan normar, ejecutar y coordinar las acciones en materia ecológica, en congruencia con el Plan Estatal de Desarrollo; “Preservar y recuperar los sistemas naturales y la riqueza biológica de la entidad; crear un sistema de ordenamiento ecológico que ubique y regule las actividades productivas de servicios e infraestructura; implementar medidas y mecanismos para regular el aprovechamiento racional, prevención y control de la contaminación del agua, aire, suelo y el ambiente en general, entre otras cosas.

Las principales estrategias previstas para su implementación contemplan una participación consciente  de la sociedad, la instrumentación del Programa Estatal de Protección al Ambiente, una mayor coordinación con las acciones de los gobiernos federal y municipales, así como en las organizaciones ecológicas y la protección de los recursos naturales entre otras”. Este es sólo un extracto de esa ley que es ignorada e incluso violada por la propia secretaría o por el secretario del medio ambiente José Luis Calvo Ziga.

¿Podrá entender Calvo Ziga lo que significa sustentabilidad? La incongruencia es el sello, pero además ya amenazó con  implementar  diversos rellenos sanitarios en todas las regiones, en plantas tratadoras de agua, sin medir impactos ambientales, y sin saber qué significa la dependencia a la que representa, nos esperan entonces diversos cuadros patológicos que sumirán a la entidad en darle en la madre a la ecología, la biodiversidad se encuentra en total amenaza, ante la llegada de otro impostor, como hubo en el  anterior gobierno gabinista… por el bien de la naturaleza este gris funcionario debe renunciar… Otro de los temas que nadie ha tocado pero sobre todo esta dependencia del medio ambiente es la grave contaminación del Río Atoyac… ¿A quién o a quienes le importa?… ¡Hasta la próxima!

José Luis Calvo Ziga
José Luis Calvo Ziga