Quintero en su Tinta


Raymundo Tuñón Jauregui

Alarmante inseguridad en Oaxaca, delincuencia ejerce su dominio.

Raymundo Tuñon, despistado, sin estrategias; desconoce la entidad.

Secretaría de Seguridad  “trabaja y opera” sin los recursos necesarios.

Antonio Quintero.

La entidad oaxaqueña vive una profunda crisis de inseguridad, cifras y estadísticas reflejan los más altos niveles de inseguridad en cada una de las regiones, y en la capital del estado.

No hay ninguna estrategia, no hay ejes políticos sobre la materia, se ha continuado con los viejos moldes que dejaron los miopes e ineptos ahora exsecretarios que han desfilado por la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), desde hace por lo menos dos sexenios la del decadente Ulises Ruiz Ortiz y la del espectro Gabino Cué Monteagudo.

Alberto Esteva Salinas
Alberto Esteva Salinas

SECRETARIOS DE SEGURIDAD OPACOS

Dos administraciones idénticas y perfectas de valemadrismo, omisas, inservibles y caducas. El ejemplo de la mediocridad se patentó en los cambios que se generaron durante el periodo gabinista con tres personajes obsoletos en política de seguridad; Marco Tulio López Escamilla, Alberto Esteva Salinas, y Jorge Alberto Ruíz Martínez, tres sujetos, tres funcionarios que no pudieron ofrecer nada en la compleja tarea de ofrecer seguridad a los más de cuatro millones de habitantes oaxaqueños en sus regiones y comunidades.

Simularon perfectamente su función, pues emitieron grandiosos boletines que disfrazaron desde esas oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), pero las estadísticas de la inseguridad fueron creciendo de manera sigilosa, alarmante, y peligrosa, pero ni aún así manifestaron interés en buscar estrategias para combatir la delincuencia, bajar los índices de inseguridad, violencia y delitos, robos, asaltos, además de los delitos de alto impacto, feminicidios, y homicidios dolosos entre otros de importancia.

En esa dependencia exhibieron sus formas, ineptitudes y ambiciones, la llegada con Marco Tulio fue “apantallar” primero con la de uniformar a sus empleados, para que no hubiera “filtrados u orejas” dizque ordenar su dependencia y ahí dentro jugó a los policías y ladrones con sus propios empleados, rayó en la loquera y permaneció jugando en ese puesto hasta que se fue, con el rollo de que lo llamaban en el gobierno federal, su adorno fue eficaz para hacer creer a los tontos que su trabajo había sido el más brillante por muchos años en ese cargo, situación que la realidad puso en su lugar, un sujeto carente de todo, impreparado en la materia, extraído de las filas de una corporación policiaca como la Policía Federal, argumentos pobres e incómodos, vacíos de experiencia para ocupar un cargo como secretario.

Pero como era recomendado ampliamente por el exgobernador panista Diodoro Carrasco Altamirano nadie tenía que oponerse, ni siquiera los mismos diputados de aquellas serviles legislaturas que co gobernaron con Cué Monteagudo. Nadie dijo nada –incluyendo a la fracción priísta-, todos aplaudían las puntadas del loco, delirante de López Escamilla.

Diódoro Carrasco Altamirano
Diódoro Carrasco Altamirano

PRD SOLICITÓ SU RENUNCIA

En el 2012 el PRD a través del presidente entonces de dicho partido político, Rey Morales Sánchez pidió la renuncia de Marco Tulio López por los hechos violentos y de represión de sus policías en contra de militantes perredistas en el municipio de Salina Cruz, pero no sólo eso sino también de la desaparición de treinta militantes, y algunos otros de retención de otros perredistas manteniéndolos incomunicados  en cuarteles de policías estatales.

Ahí mismo Rey Morales pedía la renuncia de Marco Tulio López Escamilla, por abuso policial.

Era obvio que Gabino Cué ignorará la solicitud del PRD, e hizo caso omiso y permitió a Marco Tulio López seguir con el disfraz de simulador en la SSPO, manipulando los recursos para seguridad pública. La entidad oaxaqueña entonces avanzaba en una carrera de violencia empujada desde el propio gobierno del estado.

Rey Morales Sánchez
Rey Morales Sánchez

SE ESFUMAN RECURSOS

Los recursos históricos que recibió la entidad oaxaqueña “gracias a los diputados federales de la legislatura 61 y 62” y que desplegaban en carteleras de edificios y avenidas importantes de la entidad para anunciarlo, eran también por supuesto para la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO).

Los millones de pesos que recibió dicha dependencia fueron para las estupendas, oscuras,  estrategias en seguridad pública, en el periodo del gabinismo, recursos que brillaron por su ausencia, pues el equipamiento para policías, el famoso C4, cámaras de vigilancia y equipamiento en general desde armamento se esfumaron y nadie sabe en donde quedaron o en que casa están…

Seguramente luego del triste episodio de Marco Tulio, vendría otro más oscuro con Alberto Esteva Salinas que sepultó todas las estrategias de seguridad pública para Oaxaca, y que gasto millones de pesos para pintar en vehículos, bardas y todos los sitios donde pudo, una serie de definiciones, que por cierto él nunca puso en práctica, tales como: DISCIPLINA, HONESTIDAD, HUMIlDAD, etc. etc, pero que significaron alta erogación para el erario local, se desconoce a la fecha quién o quiénes fueron los beneficiarios de toda esa serie de trabajos para saturar la ciudad, con las ideas innovadoras de Esteva Salinas, las únicas que estuvieron en sus planes fueron algunas ardillas que deambulaban en ese entonces en los árboles secos del zócalo y de la Alameda de León, para ellas –las ardillas-, parecía que sí había un plan; desaparecerlas…

Luego finalmente con el ultimo secretario que tuvo el gabinismo Jorge Alberto Ruiz, que rebasó las expectativas de ineptitud, pues pasó en la sombra total y quien ahora ocupa un espacio –tal vez como asesor-, con el diputado Samuel Gurrión Matias, precisamente Gabino Cué lo recomendó ampliamente con dicho diputado, por ello los nexos de estos dos personajes Samuel y Gabino han patentado su amistad a costa de lo que sea, por ello Samuel Gurrión defiende y defenderá a su príncipe azul Cué Monteagudo de cualquier ataque, cualquier investigación a que sea iniciado su amiguisímo Gabino.

Valores que Esteva Salinas nunca puso en práctica
Valores que Esteva Salinas nunca puso en práctica 

TUÑÓN JAUREGUI, REPITE LA HISTORIA

Y ahora llega Raymundo Tuñon Jauregui, a la SSPO, que en menos de lo que canta un gallo ya demostró su incapacidad, que de seguridad sabe lo que el papa sabe de mundos reptilianos, este personaje nulo de todo, llega apadrinado por algún jerarca, por ello el trabajo de seguridad pública se encuentra a merced del hampa organizada, con dotes iguales a la de sus antecesores la entidad oaxaqueña seguirá viviendo en una penumbra, es el azote del estado.

Jorge Alberto Ruiz MartÌnez
Jorge Alberto Ruiz MartÌnez

INSEGURIDAD LLEVA AL HARTAZGO A CIUDADANOS

La sociedad oaxaqueña se encuentra harta  de  la inseguridad, de robos, asaltos, violencia, ejecuciones, asesinatos y toda la enorme secuela de daños que deja  la delincuencia, y que el nuevo gobierno estatal parece no importarle, no le preocupa ni le interesa, a quien debe interesarle es al  nuevo secretario que se supone es Raymundo Tuñon y quien firma como secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, es el responsable de la seguridad, pero él lo ignora.

Ha preferido evidenciar su vida sentimental en redes sociales, con el problema del divorcio que tiene con su expareja sentimental, y que gracias a la diputada Yarith Tannos se pudo conocer que la vida íntima del secretario de seguridad pública es un caos, lleno de avalanchas sentimentales…

Marco Tulio López Escamilla
Marco Tulio López Escamilla

UN DESCONOCIMIENTO TOTAL DE LA ENTIDAD

Tener a un personaje con estas características no es sano de ninguna manera, el perfil que tiene este marino no es del todo correcto, ni transparente el cargo que ocupa es de suma importancia pero para él es indiferente, era obvio pues no conoce la entidad ni sus pueblos ni siquiera sus comunidades, es otro advenedizo que se incrusta en una nueva administración gubernamental con síntomas de descomposición.

La ola de delincuencia habla por sí sola, entonces qué se le puede pedir a este personaje, si no ha podido ofrecer algunas estrategias para bajar los niveles delictivos, no sabe de estándares de seguridad y mucho menos de crear programas referentes a ello.

Al parecer todos los secretarios que ha tenido la SSPO ofrecieron un maquillaje perfecto, para lograr el cargo, y lo peor es que Oaxaca no puede tener a un secretario honesto, capaz de darle un nuevo panorama de seguridad a toda la población en general.  El marino Raymundo Tuñon debe ser renunciado  ya¡ para beneficio de los oaxaqueños, empresarios y  negocios, por el bien general del estado.

Sería lamentable que el gobernador Alejandro Murat le permita seguir ocupando un cargo por mero compromiso a este personaje oscuro ya que no ha podido cumplir estrategias de seguridad.

Samuel Gurrión Matias
Samuel Gurrión Matias

LAS ESTADÍSTICAS DE INSEGURIDAD

El Observatorio Nacional Ciudadano, organización de la sociedad civil a nivel nacional que analiza las estadísticas sobre inseguridad en todo el país, apunta que Oaxaca se encuentra entre las 12 entidades federativas con un aumento de delitos de alto impacto, pues en enero de este año 2017 reportaron una tasa de homicidio doloso superior a la tasa nacional (1.74), las cuales fueron: Colima (11.63), Baja California Sur (6.79), Guerrero (4.57), Chihuahua (4.02), Baja California (3.88), Sinaloa (3.82), Zacatecas (3.75), Morelos (3.46), Michoacán (2.79), Sonora (2.12), Oaxaca (1.95), y Guanajuato (1.76).

Con estos índices no se le puede ofrecer a Tuñon Jauregui una curva de aprendizaje, o muchas como las que patentó y realizó Gabino Cué con sus funcionarios miopes, ineptos, negligentes, torpes y corruptos que salieron además untados de manteca, llenos los bolsillos de dinero de los oaxaqueños, de los oaxaqueños trabajadores… el gobierno estatal no necesita de improvisados, ni de idiotas, ni forasteros, ni de otro lugar, afortunadamente  han existido personajes que han sabido dirigir sus encargos y son oaxaqueños, conocen a la perfección sus problemas… Oaxaca los reclama… ¡Hasta la próxima!

Gabino Cué
Gabino Cué