Quintero en su Tinta


Se va la honestidad de Oaxaca

Brilló corrupción y nula transparencia de Perla Woolrich

Antonio Quintero

Y como era obvio y de esperarse la señora de hojalata, se va casi casi de escondidas, por la puerta de atrás, otro personaje más del gabinismo que no pudo con el paquete, de ese cambio tan cacareado por el mismo Cué Monteagudo, que utilizó en su campaña argumentando que los ulisistas se iban a la cárcel, que los gobiernos priístas habían hecho mucho daño a Oaxaca, y un sinfín de frases acomodadas de publicidad para vender y engañar y obtener el voto, -por si hay duda-,  afortunadamente hay cintas, grabaciones de todas las incongruencias que fueron slogan de campaña; que Oaxaca necesitaba de un cambio, y que la corrupción se tenía que castigar; y llegó el ansiado triunfo de una marabunta encubierta de Coalición, que hoy nos ilustra perfectamente su rotundo fracaso, de todo eso que dijeron en menos de un año se fue a la basura, al drenaje de los excusados de políticos farsantes que ha dado la entidad oaxaqueña, pero es más frustrante haber escuchado todas esas palabras de quien se presumía de una izquierda, que navegaba con bandera de una democracia que urgía a Oaxaca, y que presumían ser una voz verdadera de cambio…

 

FRACASO GABINISTA

En cuatro años  tenemos los peores resultados en todos los ámbitos; económico, social, político, y sobre todo de una amplia corrupción sin freno, mil veces peor  que la de sus antecesores, en cuatro años ha quedado demostrado que la Coalición sirvió para maldita la cosa, y que todos esos pseudofuncionarios que llegaron al servicio público, convirtieron sus anhelos en caprichos personales, dejaron a un lado el compromiso por el que llegaron y se olvidaron de la entidad oaxaqueña junto con sus comunidades, y entonces -¿dónde quedaron todas esos cuestionamientos a gobiernos priístas?,  pero lo peor; -¿cuál fue entonces la actividad de transparencia del actual gobierno gabinista?, simplemente no la hubo, los cientos de archivos de expresidentes municipales que vivieron y se  mantuvieron de la corrupción ¿dónde están?, los desvíos multimillonarios de exfuncionarios, y funcionarios que laboraron en la actual administración estatal, como Nezahualcoyotl  Salvatierra López, Salomón Jara, Edgar Guzmán, que junto con sus dependencias hundieron a las mismas, del nepotismo que brilló en muchas de ellas, y que actualmente siguen favoreciendo como en la Secretaría del Trabajo a cargo del chamaquito  Daniel Juárez, así también la dependencia que encabeza Germán Tenorio Vasconcelos  y todos aquellos que han tenido que salir o esconderse en las propias oficinas del gobierno estatal…

quintero  manuel de jesus.

NIDO DE RATAS

Entonces ¿cuál es la responsabilidad que existe en la Contraloría Estatal?, al parecer ninguna, sólo atole con el dedo para callar sospechas, porque los arreglos fueron hechos en lo oscurito, porque el perdón para los Ulisistas se ¿negoció?, porque la contraloría estatal servirá sólo para que los grupos de poder comercien, y todo quede en familia, que nada se sepa de la corrupción que ha favorecido el propio Gabino Cué Monteagudo, es secreto a voces, que quieran tapar el sol con un dedo… Lamentable que utilicen el ejercicio democrático –como ellos mismos se jactan en decirlo-, para prostituir no solo a grupos incondicionales sino a todas las dependencias, y con ello se plasme el daño irreversible para todos los oaxaqueños y oaxaqueñas, la población en general,  por eso la escasa obra pública pero manipulada además, para favorecer compromisos exclusivamente a la gente de elite de Cué Monteagudo…  Echarle un ojo a las obras públicas de Gabino Cué es analizar de fondo lo que siempre estuvo buscando el ruiseñor, en el maquillado Plan Estatal de Desarrollo del Gobierno del Estado se traduce las adjudicaciones de obras que se entregaron a grupos afines al propio Cué, la cifra nada despreciable de  más de 276 millones de pesos que audazmente manejó SINFRA, y dependencias que han sido utilizadas para favorecer el enriquecimiento ilícito de funcionarios… y  la oportunidad del gabinismo encontró fácilmente la puerta a la corrupción, por lo que en cuatro años no ha habido dependencia que se haya salvado del saqueo, de la utilización de recursos públicos para caprichos personales, la bonanza del placer de robar sin que haya alguien que los detenga o por lo menos los denuncie, es el nido de ratas que se han disfrazado de demócratas…

SONY DSC

TRANSPARENCIA CORRUPTA

Y precisamente se presumió que en este gobierno decían que había dizque transparencia, que había una dependencia que se llamaba Auditora Superior del Estado y que según Pinocho Cué eligió a una dama de hierro para aplacar tempestades y con el látigo de la justicia iba a someter y encarcelar a todos esos funcionarios del mal gobierno que decían que era él de Ulises Ruíz Ortiz, no era más que el simple sello de la farsa que ha caracterizado a Gabino Cué, el doble lenguaje que ha utilizado desde siempre, y esa contraloría manejada por la panista Perla Woolrich fue parte de ese juego, pero abortó, se prestó para engañar a todos esos ilusos que pensaron que iba a haber lo que nunca ha podido tener la entidad oaxaqueña; Honestidad…  y se acomodaron las negociaciones para llegar a los acuerdos ansiados y así lo patentizó Gabino Cué con Ulises Ruíz, de las presumiblemente 46 auditorías y de 32 funcionarios según responsables y con el señalado daño al erario público por más de 3, 787 mdp… ha quedado soslayado, se ha dejado ver que  solo fue publicidad  institucional, los nombres de los Ulisistas se esparcieron como el polvo, y los expedientes que según formularon se guardaron para negociarlos, la panista aparentemente de hierro se fue transformando en hojalata, y no pudo más…

quintero netzahualcoyotl

ASE,  COCHINERO

Recordar es volver a  vivir, cuando la presunta licenciada Ulisista, Lisbeth Caña Cadeza, aparentaba  ser la mano dura de otro gobernador nefasto,  primero como titular de la Procuraduría de Justicia del Estado de Oaxaca (PGJEO), dejando episodios sucios, oscuros por demás asquerosos, enmarcados por violaciones, encarcelamientos, secuestros  en ese encargo,  luego posteriormente en la propia Auditora Superior del Estado (ASE), permitió el enjuague que fue lo mismo negociar y lucrar con la corrupción de cientos de autoridades municipales que eran observadas por malos manejos administrativos sobre todo los que no militaban con el caciquismo del PRI, fueron sancionados en los mínimos casos, pero era solo una fórmula para negociar, entrampar acuerdos, recordemos cuando Caña Cadeza llegaba a los municipios y dictaba sus procedimientos, eran las misas sacrílegas cuando Ulises Ruíz Ortiz era el Gobernador, mejor conocido como la hiena de Chalcatongo, pero salieron airosos y se la jugaron muy bien, bañados en la impunidad total y con el respaldo que ahora le ofrece Cué Monteagudo se pacta la negociación para que no salga a la luz los desvíos de recursos, irregularidades administrativas, y no caigan ciervos serviles e incondicionales por ambas partes, ya que como grandes mafias se perdonarán callando, con el silencio cómplice, y cada uno guardará la ficha de su juego…

quintero salomon jara

IMPUNIDAD GABINISTA

Parece ser que la salida de Perla Woolrich obedece a turbios manejos desde las cúpulas políticas que han preferido respaldar toda la corrupción que se ha vertido en un gobierno de alternancia, por ende nulo de resultados, que en un principio causó enormes expectativas que favorecían a un gobierno auténtico pero que no hubo coincidencias para gobernar y se prefirió por lo más fácil, empeorar la destrucción de la entidad oaxaqueña con más corrupción y selladas de impunidad, con ello la catástrofe que le espera a una población que no despierta de su dolor, de su pobreza, pero ahora con menos posibilidades de creer en los nuevos sucesores del gobierno, la salida por vía fast-track, de la contralora panista a través de  Facebook deja de nuevo mal parado a un gobierno tan inmensamente mediocre como sus funcionarios que no lograron resolver las propias carencias de sus dependencias, particularmente las más elementales para una entidad como lo son la de salud, educación, desarrollo social, y economía, empleo, seguridad, en todas ellas  los propios secretarios salieron señalados y la contralora guardó silencio, no pudo resolver los expedientes negros de los funcionarios del gabinetazo y menos pudo resolver los similares también oscuros  expedientes del sexenio Ulisista… Recordemos que su última comparecencia a principio de este año 2015, fue cancelada por falta de Quorum, ya que ni sus propios compañeros de la alternancia llegaron para escuchar sus cuitas, lamentable para el tema de fiscalización que pomposamente dicen urgir,  la también cuestionada LXII Legislatura del Congreso local de Oaxaca, todos los y las diputadas  que sólo se la pasan dando sus argumentos por vía face y twitter… ¿Entonces dónde quedó la honestidad?,  ¿el supuesto combate a la corrupción, el sistema de rendición de cuentas y la transparencia gubernamental?, Lo degradante de todo esto es más impunidad y la única vía es que todos estos funcionarios empezando por los gobernadores deben ser castigados por el uso indebido de las instituciones públicas, el atropello y violación a la propia Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos, y el enriquecimiento ilícito de servidores públicos, el robo descarado del erario público, y el abuso de poder, pero la gran pregunta ¿Quién lo hará?, ¿quién se atreverá a meter a la cárcel a todos los corruptos?, y para colmo de males, para rematar a la población con sus abusos, esa  dependencia  denominada Auditora Superior del Estado (ASE), quedó  acéfala, en Oaxaca no sirve, pero desde que fue creada esa institución no ha dado garantías ni efectos, porque llegan ahí incondicionales de la corrupción de la cúpula  del poder, el ejemplo más claro; nombran a Manuel de Jesús López, funcionario servil de Cué para las nuevas enmiendas que protejan a la pandilla de los que gobiernan a Oaxaca… Varios de esos corruptos son ahora flamantes candidatos…el cuento del horror todavía no termina… Hasta la próxima!

quintero edgar guzman corral

 

quintero antonio iturribarria

 

Daniel Juárez