Política confesable


Alerta en el Congreso sobre amenazas de Daniel Juárez López 

«Mi hija corre peligro», dice Gloria Bautista

 «Los necesito a todos», clama por la seguridad de Gloria Naxhiely

 Tomás Ezequiel Toledo

 La definición misógina del gobernador de Baja California, el panista Francisco Vega, respecto de que las mujeres «están rebuenas para llevarle las pantuflitas» a sus maridos provocó el jueves en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión una respuesta airada de diputadas de distintos partidos.

Pero ahí, en ese escenario, saltó la alerta por las amenazas que Daniel Juárez López, ha hecho contra la coordinadora del Servicio Nacional de Empleo, Gloria Naxhiely Estrada, y su madre, la diputada federal del PRD Gloria Bautista.

Juárez López, cobra como secretario del Trabajo del gobierno de Gabino Cué y presuntamente ha amenazado de muerte a ambas mujeres, en un contexto en el que la violencia de género en el país no ha disminuido; al contrario, se agrava y resulta inaceptable cuando se trata de un funcionario público.

Dijo en la sesión del jueves la diputada Gloria Bautista:

«En otros momentos he levantado la voz para defender a las mujeres, a hombres y a quienes se les violentan sus derechos. Hoy lo hago por mi hija, que ha sido amenazada de muerte. Pido la solidaridad de todos ustedes porque no es cuestión de partidos lo que pasó en Baja California ni es  cuestión de partidos cuando corre peligro una mujer o un hombre».

Informó que por las amenazas de Daniel Juárez se interpuso una denuncia, pero relató que en el mismo momento que  su hija realizaba el trámite judicial recibió un nuevo mensaje intimidatorio.

El mensaje no puede ser más aterrador: «Te dijimos que no hablaras. Tu madre o cualquiera de tu familia se va a ir».

CONFESABLE Gloria Naxhiely EstradaEs decir, que alguien en el Ministerio Público avisó a los autores, lo que resulta preocupante en un gobierno que presumió un cambio en favor de los ciudadanos, pero que ahora están más amenazados por acciones de gobierno que con el sátrapa de Ulises Ruiz Ortiz.

Aunque la diputada afirmó ese día que «perro que ladra, no muerte», insistió:

«Acuso aquí directamente al secretario de Trabajo, Daniel Juárez. Él es, junto con sus colaboradores, quien le ha impedido (a Gloria Naxhiely) realizar su trabajo al cien por ciento. Y porque ella ha denunciado corrupción,  por eso es amenazada hoy«.

Insistió: «Corre peligro».

Pero no se trata sólo de la amenaza del funcionario, sino de la indolencia y la insensatez que mostraron en la Comisión de Derechos Humanos del Estado, que ya se sabe cómo es que está al servicio de Gabino Cué.

La diputada contó: «Qué vergüenza que quien está obligado a garantizar los derechos de todos, no solamente de las mujeres,  le dijeron que ‘se aguante porque (Daniel Juárez López) es su jefe'».

Gloria Bautista, pidió enseguida el respaldo de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara.

Poco después de que terminó la sesión, la presidenta de esa comisión, Martha Lucía Micher, emitió un comunicado para «hacer un enérgico llamado a las autoridades de Oaxaca para que emita con carácter urgente las medidas necesarias para garantizar la vida e integridad física y emocional de Gloría Naxhiely Estrada y de su madre, la diputada federal del PRD.

La legisladora del PRD expresó su preocupación «por el clima de violencia institucional que se vive en Oaxaca, por lo que exijo la intervención del gobernador Gabino Cué, para que frene la violencia y el hostigamiento de sus colaboradores, en particular del Secretario del Trabajo y para que de una vez por todas cese la violencia institucional y política en contra de las mujeres que defienden sus derechos y que no están dispuestas a permitir ni tolerar actos de corrupción, como es el caso expresado Gloria Naxhiely Estrada».

CONFESABLE gloria bautista cueva s.

También pidió a la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca, para que atendiendo a la riesgo y la gravedad del caso, agilice la investigación radicada en la Averiguación Previa 210/(AEI)/2015, pues existe el temor fundado de que la amenazas se consumen contra ambas mujeres, ya que  la violencia en contra de la funcionaria federal,  se ha ido incrementando, al pasar del acoso laboral, al maltrato personal hasta llegar a las amenazas de muerte.

Porque, dijo, se trata de una situación extremadamente delicada al tratarse de cobardes hechos de violencia y de requerirse de acciones para garantizar la integridad física de ambas.

Hasta ahora, Gabino no ha respondido.  Está obligado, como principal autoridad del estado, a responder a un reclamo de urgencia. Sería inaceptable que tolere un feminicidio, cometido por uno de sus principales colaboradores.