Política confesable: Los sueldos de la 22


Magisterio entrega su pliego petitorio

E inician 15 días de vértigo en la negociación

Tomás Ezequiel Toledo

 A partir del viernes, en que la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), presentó su pliego petitorio a la administración del estado, inició el handicap hacia la negociación de las condiciones que los maestros solicitan anualmente a la parte oficial.

El documento fue entregado por el secretario de Organización de la 22, Francisco Villalobos, a Gabino Cué en un encuentro protocolario pero que se desarrolló en el contexto en que el periódico Reforma, que se edita en la Ciudad de México, ventiló cómo el dirigente sindical, Rubén Núñez, gana 100 mil 164 pesos al mes por dos plazas de profesor, pero sin trabajar.

La información hace referencia a que Núñez ha sido -aunque esto es digamos natural- a las movilizaciones que desde 2013 ha realizado el magisterio disidente de Oaxaca, Guerrero, Michoacán y el Distrito Federal en contra de la reforma que obliga a los profesores a una certificación si quieren continuar en clase frente a grupo.

Según la información de que dispone ese diario, en el primer trimestre de este año, el líder sindical cobró 300 mil 494 pesos, aun cuando la ley prohíbe pagar un salario a profesores dedicados a funciones sindicales.

El texto también se publicó en momentos en que Núñez se encontraba en la capital del país para participar en las movilizaciones en el contexto de la celebración del Día del Trabajo.

Se trata no sólo de un golpe periodístico, como se llama en el argot a una buena noticia exclusiva, sino y sobre todo de carácter político.

Rubén Núñez Ginez

Dice el texto de Reforma:

«Como líder sindical, Núñez ha encabezado marchas, plantones y bloqueos de avenidas, carreteras y centros comerciales en demanda de reconocimiento de plazas y privilegios para sus agremiados».

Y enseguida también se describe cómo otros dirigentes de la CNTE, como Francisco Manuel Villalobos, también disfruta de dos plazas de tiempo completo como maestro, por las cuales recibió 124 mil 620 pesos en el primer trimestre, es decir 41 mil 540 mensuales.

También se da cuenta del sueldo del secretario de Finanzas, Aciel Sibaja Mendoza, con ingresos por 141 mil 955 pesos por 2 plazas de tiempo completo, y Ángel Ernesto Viruel, secretario de Trabajo y Conflictos de Preescolar, por 124 mil 812.

Y continúa: «con el dinero de los mexicanos se pagó por esos salarios un total de 2 millones 358 mil 677 pesos a pesar de que la Ley General del Servicio Profesional Docente prohíbe cubrir con el erario el salario de los maestros al servicio del sindicato».

Esa legislación, citada por el rotativo, señala que quienes decidan aceptar el desempeño de un empleo, cargo o comisión que impidan el ejercicio de su función docente, de dirección o supervisión, deberán separarse del servicio, sin goce de sueldo, mientras dure el empleo, cargo o comisión.

Se trata de un reporte publicado por la Secretaría de Educación Pública sobre la nómina magisterial, que en el caso de Oaxaca indica además que la 22 logró el reconocimiento de 90 mil 665 plazas, es decir más que las reconocidas en enero, de 77 mil 264.

Hasta ahora el papel que ha jugado la dependencia, que está a cargo de Emilio Chuayffet Chemor, ha sido no de negociación, sino de confrontación y para Oaxaca ello añade un ingrediente de inestabilidad, en un estado de por sí en conflicto por la falta de operación política y de sentido común de Gabino Cué y sus empleados.

FranciscoVillalobos

El desajuste en el pago de la nómina magisterial oaxaqueña ha sido objeto de constantes observaciones y de solicitudes de sanción por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hacia el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), porque se ha facilitado la permanencia de maestros comisionados al sindicato y a los cuales se les paga sin estar en salón frente a grupo.

Así que a la debilidad de Cué frente al magisterio, se suma ahora otro punto que alterará la negociación, ya de por sí difícil y en momentos en que los maestros van avante en su bloqueo a las elecciones del 7 de junio.

Emilio Chuayffet