Manejando el estrés


“Tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos. Ni tu padre ni tu madre, ni tu amigo más querido, te pueden ayudar tanto como tu mente disciplinada”:
Buda Gautama

 

De origen diverso, causa severos trastornos psicosomáticos

Aprender a manejarlo, nos proporciona mejor calidad de vida

 Rafael Peregrina Bocanegra/Reportajes Metropolitanos

Todas las personas presentamos estrés ya que es una reacción normal de nuestro organismo y nos ayuda a la supervivencia. Puede ser originado por varios factores: presión laboral, problemas económicos, la pérdida de un ser querido, conflictos con la pareja, desempleo, etcétera.

La mayoría de las personas que acuden con un profesional de la salud presentan trastornos psicosomáticos. Todo esto es provocado por el estrés.

Existen muchas personas que necesitan consumir algún tranquilizante o alguna recomendación que les hayan hecho con el fin de poder dormir cada noche, lo cual no es normal.

Lo normal es dormir sin la necesidad de consumir la pastilla o las gotitas que le recomendó el yerbero del mercado o la comadre que tomó un curso de tres días, y ahora presume de ser terapeuta (¡cuidado con estos pseudoterapeutas que abundan en nuestros días!).

Y no solamente para dormir, también para sobrevivir durante el transcurso del día, y repito, eso no es normal ni lo más sano.

stres +¦ops adolescentes actuales
AGUDO Y CRÓNICO, CONSECUENCIAS

Dentro del estrés encontramos el agudo y el crónico.

El primero suele ser de duración corta pero de gran intensidad, mientras el segundo es de larga duración y moderado.

Si el estrés es crónico, provocará serios problemas en la salud. Dentro de los síntomas podemos encontrar: ansiedad, insomnio, depresión, cansancio, estreñimiento, gastritis, colitis, diarrea, jaquecas, dolores en las articulaciones y en los músculos, dificultades en la memoria,  falta de atención, problemas sexuales, pérdida o aumento del apetito.

Es de gran necesidad aprender a manejar el estrés por el bien de nuestra salud. Si logramos hacer lo anterior tendremos una mejor calidad de vida.

Ya lo decía el naturalista inglés Charles Robert Darwin: “las especies que sobreviven no son las más fuertes ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”.

Y efectivamente, si en realidad queremos seguir sobre la faz de la tierra, y además, tener una agradable estancia, tenemos que aprender a adaptarnos para poder sobrevivir.

Existen dos tipos de estrés: eustrés y distrés.

El eustrés también se le conoce como el estrés bueno o positivo. Este se presenta cuando tenemos una buena adaptación a cierta situación y es placentera; por ejemplo, cuando se acerca la hora de una cita muy especial, cuando estamos listos para abordar el avión que nos llevará a nuestra playa favorita para pasar unas ricas vacaciones o enfrentar el examen profesional.

El distrés,  conocido también como estrés malo o negativo. Aparece cuando tenemos una mala adaptación y el resultado es enojo, ira y ansiedad. Por ejemplo, trabajar en algo que nos desagrada, vivir con una persona a la que ya no queremos o ver un fuerte accidente automovilístico.

stres , el ejercicio es un valioso

RECOMENDACIONES PARA LA VIDA DIARIA

Es recomendable que todos los días hagamos ejercicios de relajación. Sería ideal que al despertar aplicáramos alguna técnica de respiración, escuchar alguna meditación guiada o buscar la manera de relajar nuestro cuerpo y mente, y así, nos daremos cuenta de que nuestro día lo iniciaremos de una mejor forma.
Si durante el transcurso del día podemos repetir el proceso, sería ideal. Por la noche, cuando ya estemos listos para dormir, busquemos relajarnos nuevamente.

¿Cómo queremos tener un buen descanso si nos llevamos todo lo del día a la cama?

Recuerdo que cuando era adolescente la gente se reía al escuchar este tipo de prácticas. Pensaban que eso no servía o que era pura fantasía. Ahora es un hecho, muchos especialistas de la salud recomiendan aprender a relajarse. Dentro de nuestros hábitos durante el día es necesario dedicarle unos minutos a esta práctica.

Si gustas empezar en este preciso momento, hagamos un ejercicio fácil y sencillo. Siéntate cómodamente y cierra tus ojos. Toma varias respiraciones profundas, inhalando y exhalando a tu ritmo. Concéntrate solamente en tu respiración. Te irás dando cuenta que se va haciendo más y más pausada cada vez.

Este ejercicio hazlo durante 5 minutos diarios y te asombrarás de los resultados.

Existe un principio que nos dice que “todo es mente”. Si esto es así, tú y yo somos mente. Es por eso que debemos aprender a controlarla para vivir plácida y felizmente.

stres la tecnologia

BENEFICIOS DE SONREIR

 

“Nunca te olvides de sonreír, porque el día que no sonrías será un día perdido”:
Charles Chaplin
Llego al vestidor y a mi paso me encuentro a varias personas. Algunas se están secando después de haber hecho ejercicio y darse un baño; otras se preparan para realizar alguna actividad como tenis, natación, yoga o cualquier otra. Veo rostros sin sonrisas y casi nadie lanza un saludo de buenos días o algo por el estilo entre los que me rodean. Digo en voz alta, ¡buenos días! Algunos contestan y otros me observan como raro (a lo mejor piensan que no tienen nada de buenos). Lo primero que pasa por mi mente es que probablemente estén enojados o cansados.

 

SALUDO ENTRE PERSONAS, HÁBITO QUE SE DILUYE

Casi nadie se saluda o sonríe, bueno, sólo algunos que ya se conocen. Me surgen varias preguntas, como: ¿cuánto cuesta sonreír?, ¿cómo sería nuestra vida si pudiéramos sonreír más seguido?, ¿qué sería de cada amanecer con una sonrisa?, ¿cómo nos sentiríamos si tuviéramos la capacidad de sonreír al vernos frente al espejo?, ¿qué provocaríamos en los demás al sonreír?, ¿qué beneficios nos traería hacerlo todos los días? Voy a tomar la última pregunta para continuar mi escrito.
¿Sabías que las personas que sonríen y además, tienen una linda sonrisa, son personas de éxito? Pensemos en realidad los beneficios que nos traería sonreír todos los días de nuestra existencia.

Dentro de los beneficios que podemos encontrar son: ayuda a tener una mejor salud; fortalece el sistema inmunológico; produce alegría; despierta sentimientos bellos; genera personas positivas; provoca equilibrio físico, mental y espiritual; inyecta motivación; elimina el estrés; hace más productivas a las personas; genera un mayor rendimiento; excelente indicador de que vamos en dirección de nuestras metas; habla de personas felices y armónicas.

stres ruptura sentimental

SONRISA DE NIÑOS

Es increíble y maravilloso ver como los niños sonríen de manera sencilla, parece que al ir creciendo vamos perdiendo interés en seguirlo haciendo, cuando debería ser todo lo contrario.

La pregunta que surge es: ¿por qué vamos perdiendo esa maravillosa capacidad? Seguramente las situaciones de la vida cotidiana van provocando que eso suceda. Pero eso no es motivo para permitir que nuestra vida se apague y deje de ser maravillosa.

Tenemos que buscar la forma de sentirnos cada vez mejor, de generar sonrisas en nosotros y en los que nos rodean. Aquel que no sonríe es porque algo no anda bien en su vida.

Al ser así, debe buscar qué es lo que sucede. Lo más seguro es que no esté conforme con la vida que tiene, es decir, algo falta, algo que lo haga sonreír. Por eso es importante que día con día hagamos algo que nos haga felices. Al despertar podemos preguntarnos: ¿hoy qué haré para sentirme feliz?

Puede ser alguna actividad física como un deporte, mirar una película, trabajar en lo que me gusta, leer un libro, tener una charla con un buen amigo, meditar, disfrutar una taza de café en un lugar agradable, etcétera. Lo importante es que encontremos algo que nos haga sentir cada vez mejor. Antes de dormir también podemos preguntarnos: ¿qué hice para sentirme feliz el día de hoy? Estas respuestas nos podrán ayudar a darle un mayor sentido a nuestra vida diaria.

Cada situación en nuestra vida trata de enseñarnos algo y debemos estar atentos a sus mensajes. Es necesario disfrutar todo lo que hagamos, si no es así, no tiene caso el esfuerzo, ya que sólo generará dolor, sufrimiento y frustración.

stres las presiones diarias oc

AL MAL TIEMPO BUENA CARA

Cada quien debe ser como un ave, libre, que vuela, se eleva, sintiendo el aire y va disfrutando del paisaje. Porque al ave aunque la tengan en jaula, nunca dejará de cantar. Y así nosotros, debemos de seguir cantando las melodías más bellas aunque sean tiempos difíciles, porque eso indica que los buenos tiempos ya están en camino y llegarán cuando tengan que llegar.
Sonreír no cuesta nada, al contrario, el no hacerlo provocará tristeza y dolor. Una sonrisa es capaz de transmitir una energía maravillosa, aunque sea un momento difícil. Imagínate a un vendedor que llegue a ofrecerte cierto artículo. Lo hace triste, apagado y sin motivación; no creo que te inspire ningún deseo de comprar.

En cambio, si llega con una sonrisa y se para frente a ti, tendrá más probabilidades que te interese su oferta y probablemente lo adquieras, aún sin ser un artículo de suma necesidad.

La sonrisa es una puerta que lleva al éxito. Es por eso importante también cuidar nuestra dentadura acudiendo con el dentista cuando sea necesario.

Como escribió el ensayista, poeta, historiador y filósofo Alfonso Reyes, en su cuento El hombrecito del plato, “la sonrisa debe ser un lenguaje universal”. Así que aprendamos a dominar este lenguaje universal, sonriendo y salgamos al mundo para generar las cosas más bellas y hacerlo nuestro en cada sonrisa.

Recuerda que una sonrisa provoca otra sonrisa.

¡Sonríe!