Los Bazucazos de… Ubaldo Díaz : Olga Sánchez Cordero ya no estaba cómoda en Gobernación


Ricardo Monreal y Olga Sánchez Cordero en su llegada al Senado
Bertha Caraveo

Hace tres semanas, el presidente le ordenó a Olga Sánchez Cordero que actuara, que ordenara a las fracciones políticas para que aprobaran el periodo extraordinario para poder aprobar la revocación de mandato y que los legisladores dieron el visto bueno a esa ley, pero fracasó rotundamente. No supo qué hacer en las negociaciones con los líderes de los partidos políticos.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero llegó al Senado derrotada, no como triunfadora. Mucho menos la mandaron a dividir la bancada ni a querer bajarle el liderazgo a Ricardo Monreal.

Claro que Sánchez Cordero era la titular de un cascarón, la SEGOB hoy no maneja los asuntos de seguridad, de migración, de inteligencia, no es la interlocutora de los asuntos políticos con los gobernadores ni con los partidos políticos.

Germán Martínez

En Palacio Nacional se abrió el diálogo del Presidente con Monreal, ahora no se sabe si hubo chilaquiles o solo fue de pisa y corre. Lo real es que el zacatecano sigue firme coordinando los trabajos de la cámara alta. Ahí, Monreal va a proponer la aprobación de la ley de la Guardia Nacional, la revocación de mandato y otras iniciativas que interesan al Ejecutivo.

Fue el asunto que le pidió el que manda ahí a Monreal para que Olga Sánchez se regresara a su escaño y obviamente la cuidara; esa fue la petición, un premio de consolación. Ricardo Monreal con  su colmillo político sabe que el Presidente manda y sabe que es un favor presidencial el que le están encomendando, difícilmente se puede rechazar.

Claudia Sheinbaum

Un día antes no le había ido nada bien a la entonces secretaria de Gobernación pues el senador expanista y hoy de Morena, Germán Martínez le atizó que los senadores no son sus empleados cuando quiso imponer que como fuera se aprobara un extraordinario para la Revocación de mandato.

German fue muy frio en sus respuestas pues le hizo saber que con quien se tiene que hablar es con los senadores del bloque opositor que son los que pueden aprobarlo.

Y tiene toda la razón, Morena no tiene la mayoría se necesita de los votos opositores, ahí hay que tejer extremadamente fino para que aflojen y como están en pleito con el Presidente difícilmente cederán.

Desde muy temprana hora desde la secretaría de Gobernación se filtró que el Presidente  mandó a Olga Sánchez al Senado para apoyar a Morena,  Monreal tiene fuerza propia.

Gabriel García

Es la misma historia cuando llegó Gabriel García quien fuera el responsable de los superdelegados y de los Siervos de la Nación. Que lo mandaban para aniquilar a Monreal y nada. Salió del gabinete porque perdió la Ciudad de México con el PAN, PRI y PRD 9 de las 16 Alcaldías, un severo golpe para la princesita Claudia Sheinbaum.

Ahora vamos a ver qué hace Monreal con las cuatro fantásticas Ana Lilia Rivera, Imelda Castro, Bertha Caraveo y Marybel Villegas que esperaban una elección para la presidencia del Senado y prácticamente se quedaron vestidas y muy pero muy alborotadas. Que van a decir en sus estados donde estaban muy al pendiente de las votaciones.

Ellas no perdieron, simplemente ahora son víctimas del juego sucio de las grandes ligas. Las mentadas de madre tal vez sea lo de menos.

Después de mucha insistencia, Olga Sánchez Cordero regresa al sitio en que inició el sexenio de la Cuarta Transformación. El senado de la República será nuevamente su sitio de trabajo.

Ana Lilia Rivera

Sin embargo, en esta ocasión, la recién incorporada senadora jugará un papel distinto al de la vez pasada, ya que presidirá la mesa directiva para el período ordinario del primer año de la LXV legislatura del Congreso de la Unión.

Olga ya no estaba cómoda como titular de la secretaría de Gobernación había manifestado su intención de reincorporarse a las tareas legislativas y le cayó como anillo al dedo la conformación de la nueva legislatura y más a modo aún el que sus compañeras de escaño que buscaban presidir la mesa directiva no lograban ponerse de acuerdo.

Nuevamente Marybel Villegas, la trotapartidos del grupo de MORENA se mostró inconforme con no ser ella la elegida para dirigir los trabajos camerales y hasta amenazó con salirse de la bancada de MORENA si no le daban el cargo anhelado.

La senadora por Quintana Roo quien ya militó en todos los partidos habidos en esa entidad buscó hace poco ser la candidata de MORENA a la alcaldía de Benito Juárez (Cancún) y para lograr su propósito soltó una andada de golpes bajos contra la actual alcaldesa Mara Lezama, quien finalmente logró la reelección. Hace un par de años intentó presidir el Senado, pero sus compañeros eligieron a Mónica Fernández Balboa y ella quedó relegada.

ubaldodiazmartin@hotmail.com

udiaz9021@gmail.com

hombresdelpoder.com