La falta de libertad y la violencia lastran bienestar de mujeres


la vida menor que la que tienen los hombres, evidenció la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado 2021. Foto Luis Castillo / Archivo

Clara Zepeda / La Jornada

Ciudad de México. Dado que no se sienten libres, sufren de violencia dentro de su domicilio, registran niveles más altos de ansiedad y depresión, las mujeres en México tienen un disfrute de la vida menor que la que tienen los hombres, evidenció la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado (Enbiare) 2021.

De acuerdo con el ejercicio estadístico diseñado por el Inegi, el promedio de satisfacción de vida en la población mexicana es de 8.45 puntos, en un recorrido de cero, totalmente insatisfecho, a 10, totalmente satisfecho; para los hombres es de 8.53 puntos, mientras que para las mujeres es de 8.37 unidades.

La posibilidad de tomar decisiones es un componente fundamental en la equidad de género, aseveró Enrique de Alba, vicepresidente del instituto. Y es que los datos obtenidos en la segunda edición de la Enbiare muestran que 7.7 por ciento de las mujeres en México declararon no tener libertad para tomar decisiones; mientras en el caso de los hombres sólo 4.4 por ciento se encuentra en dicha condición. “Esta es información valiosa para la definición de políticas con perspectiva de género”, consideró De Alba.

Asimismo, los hombres son agredidos en mayor porcentaje por personas que no conocen; mientras las mujeres reciben las agresiones de personas que sí conocen, y que además pueden vivir en el mismo domicilio.

Durante la presentación de dicha encuesta, Gerardo Leyva, director general adjunto de investigación del Inegi, afirmó que indiscutiblemente se encuentran pautas sistemáticas de respuesta que muestran que las mujeres tienen un disfrute menor de la vida que el de los hombres, al menos en las variables centrales de carácter cognitivo y emotivo, que no extraña cuando los hombres se sienten más libres que las mujeres; o también el tema de la violencia doméstica, que orillan a niveles más altos de ansiedad y de depresión.

En cuanto a su balance anímico (humor, energía, vitalidad, mal humor), el promedio entre hombres y mujeres mayores de 18 años fue de 5.07 puntos; 5.49 unidades para los hombres y 4.69 puntos para las mujeres, reveló la encuesta que se levantó en 30 mil viviendas en México entre junio y julio del presente año.

La vida familiar, es la que tiene el mayor grado de satisfacción, con 9.05 puntos, y por el contrario, aspectos de la vida pública, son los que tienen las calificaciones más bajas.

En particular, la seguridad pública es la que recibe el menor grado de satisfacción, con un valor de 6.6 puntos en la escala mencionada.

Haberse quedado sin trabajo afecta más que la expectativa de no poder cubrir los gastos del mes; sin embargo, sobre todo en el aspecto anímico, incide más el hecho de haber pedido prestado para sufragar gastos en algún momento de los pasados 12 meses.

La población de Nuevo León, con 8.79 puntos, es la que reporta mayor satisfacción con la vida, mientras los habitantes de la Ciudad de México, con un nivel de 8.15 puntos, son los que expresan el menor bienestar subjetivo de entre todas las entidades del país.

Colima, Sonora y Quintana Roo son las entidades con mejores balances anímicos de su población adulta mientras en Oaxaca, Puebla y Tabasco presentan menores valoraciones en este indicador.