La cazadora cazada en Oaxaca


Iván Restrepo/La jornada

Uno de los peores momentos de Juan Carlos durante su reinado de casi 40 años fue cuando tuvo la ocurrencia de irse secretamente de cacería a África en medio de la grave crisis económica que padecían la mayoría de los españoles. Aunque los medios de ese país habían cuidado celosamente la imagen de los reyes, hace tres años criticaron duramente a quien el dictador Francisco Franco designó en el trono. Además, durante el safari para matar elefantes en Botsuana Juan Carlos se rompió la cadera. Y lo acompañaba su amante, la “aristócrata” alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Ese episodio le valió a Juan Carlos el repudio generalizado. Hasta tuvo que renunciar al cargo de presidente honorario de una de las organizaciones defensoras de la naturaleza más conocidas del planeta.

No era la primera vez que el ex rey salía al extranjero de cacería. Fue a Rumania a matar osos durante la dictadura de los Ceausescu. En un demoledor texto, el escritor Fernando Vallejo denunció que emborrachaban a los osos para que el monarca no fallara a la hora de matarlos.

En México se criticó también a la cantante Lucero por presumir un viaje africano con fines de cacería, junto con su novio, el empresario Michel Kuri. En una de las imágenes publicadas se observa el rostro de la artista con manchas rojas, presumiblemente de la sangre de uno de los animales que ella y su novio mataron.

En el safari también participaron el hijo mayor del empresario y los dos que la actriz de telenovelas tuvo con el cantante Manuel Mijares. Fueron tantas las críticas que Lucero recibió en las redes sociales y de los defensores de los derechos de los animales, que tuvo que desistir de participar en el Festival de Viña del Mar, Chile. Tampoco engalanó el Teletón que cada año organiza la empresa Televisa. Lucero protestó por publicar “fotografías de su vida privada”. Dijo que sus hijos “no hacen uso ni están involucrados con armas de fuego: sólo practican tiro al blanco con rifles de postas o diábolos, supervisados por adultos expertos en el tema”.

En las semanas recientes, las redes sociales de Oaxaca se dieron vuelo con otra cazadora: la señorita Ángeles Zorrilla, quien en su cuenta de Instagram divulgó una fotografía donde aparece muy sonriente presumiendo su trofeo: un venado de espectacular cornamenta. Con una de sus manos Angelita de la muerte toma uno de los cuernos del venado y con la otra sostiene un rifle.

Aunque esa entidad sobresale por su marginación social y económica, posee una enorme biodiversidad. Pero muchas especies animales y vegetales se encuentran en peligro de desaparecer por falta de políticas adecuadas para protegerlas, por la destrucción de bosques y selvas, por la pobreza rural.

Oaxaca destaca, además, por el explosivo crecimiento de su deuda pública, la más alta de su historia, cercana a 10 mil millones de pesos a los que se sumarían otros 2 mil 400 de un nuevo préstamo.

El gobierno estatal justifica esa deuda por los gastos ocasionados por la reparación y reconstrucción de la infraestructura dañada por los fenómenos naturales de 2011 y 2012, la construcción de la Ciudad Administrativa y Judicial, la ampliación de la infraestructura hospitalaria, el pago a maestros y el apoyo a microempresas. Una deuda heredada en buena parte del sexenio anterior.

Si, como bien se sabe, faltan recursos para combatir con proyectos productivos la pobreza extrema; si el gobierno federal realiza recortes en el gasto público, no tiene lógica alguna insistir en la construcción de un Centro de Convenciones que no requiere la ciudad de Oaxaca.

Un megaproyecto que se rechazaría si fuera efectiva la transparencia tantas veces anunciada en cuanto al gasto del dinero público. En este caso, de origen federal. Especialistas en turismo, asociaciones de arquitectos y expertos en el desarrollo urbano han demostrado que la lógica y la transparencia se ignoran cuando se trata de negocios a la medida de los funcionarios: el citado Centro de Convenciones beneficiará preferentemente el hotel propiedad del secretario de Turismo y Desarrollo Económico de Oaxaca, José Zorrilla de San Martín Diego. El papá de la feliz cazadora de venados que, por el contrario, deben protegerse.

restrepo   centro de convenciones oaxaca

LA RENUNCIA DE KORENFELD

Fundada hace medio siglo, la Universidad Anáhuac presume de formar profesionales que se distinguen por su “liderazgo, espíritu constructivo y visión nacional e internacional”. Es la institución estrella de los Legionarios de Cristo, congregación creada por uno de los mayores depredadores de la Iglesia católica: Marcial Maciel.

El mismo que antes de divulgarse públicamente su depravada vida aspiraba a ser declarado santo. El que con tanto ahínco defendió el cardenal Norberto Rivera, señalado de proteger curas pederastas.

La Anáhuac original, sus nueve sucursales en el país y las que funcionan bajo tutela de los Legionarios en España, Francia, Chile, Italia y Estados Unidos dicen formar “personas íntegras, con excelente preparación profesional y cultural; que se distinguen en la vida diaria por su profunda formación humana y moral”. Líderes capacitados para promover “el desarrollo del ser humano y la sociedad”.

Uno de los egresados ilustres de la Anáhuac es David Korenfeld Federman, quien se doctoró allí en administración pública. Originario del estado de México, en esa entidad labró su exitosa carrera política y administrativa: director de la comisión responsable de la regulación del suelo, presidente del municipio de Huixquilucan y secretario de Agua y Obra Pública durante el sexenio del gobernador Enrique Peña Nieto. Éste lo nombró, al ser electo Presidente de la República, “coordinador de agua”en el equipo de transición. Después, responsable de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

También Korenfeld Federman fue designado el año pasado presidente del Consejo Intergubernamental del Programa Hidrológico Internacional de la Unesco y miembro honorífico de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México.

De sus logros como funcionario en la vecina entidad hablan sus obras: es una donde es más anárquica la ocupación del suelo y cada vez más crítico el problema del agua. Ya como titular de la Conagua se le atribuye ser el responsable de sacar adelante la nueva ley de aguas, que ahora se discute en el Congreso y tanta protesta social y académica despiertan. La culminación de su carrera como funcionario era lograr esa reforma, privatizadora de un bien público, pero necesario complemento de la energética, que exige disponer del elemento para, entre otras cosas, extraer gas por medio de la técnica del fracking.

Sin embargo, el pasado 27 de marzo al destacado ex alumno de la Anáhuac se le atravesó un vecino responsable: Ignacio Vizcaíno, matemático especializado en la creación de novedoso software. Vizcaíno filmó y divulgó el momento en que el amigo de Peña Nieto utilizaba un helicóptero de la Conagua para trasladarse con su familia del lujoso fraccionamiento donde vive al aeropuerto de la ciudad de México e irse de vacaciones.

Se le atravesó también la mentira con que el funcionario justificó inicialmente el uso del helicóptero: por urgencia médica, engaño refrendado por la oficina de prensa de la Conagua. Se le atravesaron igualmente el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, y el titular de los asuntos ambientales del país, Juan José Guerra, al negarse a opinar sobre el uso de un bien público para fines particulares. “Esperamos la resolución de la Secretaría de la Función Pública sobre la valoración de los hechos y en contraste con la norma legal se pronuncie… será la que nos diga qué tenemos qué hacer”, afirmaron. Abud aclaró que la Conagua es la única dependencia del gabinete del medio ambiente que tiene helicópteros, pero ignora cuántos son. Y para más vergüenza, en la Cámara de Diputados legisladores del PRI y sus aliados impidieron que se solicitara la destitución del funcionario.

Finalmente, quien olvidó los principios de la institución fundada por el depredador Maciel tuvo que renunciar. Un acto de valor, dijeron columnistas afines al gobierno. En realidad, una forma de evitar su destitución y posterior consignación. ¿Se investigará seriamente ésta y las otras veces que la familia Korenfeld utilizó los helicópteros de la Conagua en su beneficio personal? ¿Igualmente los abusos de otros importantes funcionarios y sus familias, propias o agregadas?

MÉXICO ACTIVO EN MATERIA DE TORMENTAS