Funcionarios de SSO malversan cuotas de Sección 35 del SNTSA, denuncian


E-Oaxaca.mx

Personal de la Dirección de Administración de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) denunció que el director, Rubén Celestino Portillo Mijangos, y el Jefe de la Unidad de Finanzas, Carlos Tito Rangel Hernández, malversan las cuotas y recursos que corresponden a la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA).

En un documento que dirigirán al gobernador Gabino Cué Monteagudo, revelaron que han detectado que Portillo Mijangos y Rangel Hernández “se han dedicado a hacer movimiento turbios con los cuales los únicos beneficiados han sido ellos directamente”.

“No hay que dejar de puntualizar que el problema actual del Sindicato de Salud ha sido por la falta de operatividad por parte del director de Administración, Rubén Celestino Portillo Mijangos, que en vez de resolver las demandas sindicales se ha dedicado a manejar el presupuesto en beneficio de él y su equipo”, denunciaron.

Tras pedir reservar sus nombres por el proceso interno que pretenden exigir a la Auditoria Superior de la Federación (ASF) contra Portillo Mijangos y Rangel Hernández, criticaron que en los SSO que dirige Germán Tenorio Vasconcelos no alcance el presupuesto para ofrecer servicios de calidad a la población, “por culpa de funcionarios sin escrúpulos que lo único que quieren es obtener ganancias personales, valiéndose de los cargos que ostentan”.

sria. de salud. oficina.

Señalaron que Portillo Mijangos y Rangel Hernández, en tan sólo dos años, han cambiado su vida, pero en sus declaraciones patrimoniales ocultan sus bienes.

“Es urgente que la Secretaría de la Controlaría y Transparencia Gubernamental realice auditorías necesarias para poder revisar cómo se gastan los recursos de salud del pueblo”, urgieron los empleados de confianza.

Rangel Hernández está sujeto, además, a un juicio de divorcio en el que su cónyuge le reclama, con base en la ley, los bienes patrimoniales que le corresponden.

Los abogados de su cónyuge denunciaron que Rangel Hernández busca ocultar con artimañas legales sus bienes y propiedades, entre ellos motocicletas, vehículos de lujos y un sinfín de predios en diferentes partes del Estado, mismos que ha adquirido con dinero en efectivo.

Además, ha advertido a su cónyuge que goza de la protección de funcionarios del primer círculo de Cué Monteagudo y ha contratado a abogados con buenas relaciones en las altas esferas gubernamentales y del Poder Judicial del Estado.

Entre los señalamientos contra Rangel Hernández, refieren que hace unos años vivía en el Fraccionamiento Santa Elena de Santa Cruz Xoxocotlán, y actualmente adquirió una casa-habitación en el fraccionamiento Lomas del Crestón.

Entre sus propiedades está una caja de empeños en el Istmo de Tehuantepec, por medio de la cual mueve el dinero en efectivo con el que cuenta.

De la investigación que se ha realizado en su declaración patrimonial no ha manifestado todos los bienes con los que cuenta, razón por la cual estaría cometiendo un ilícito de los considerados como grave, como lo es la falsedad de declaraciones.

El Jefe de la Unidad de Finanzas tiene un sueldo no mayor a los 20 mil pesos mensuales como empleado de confianza asignado a la Dirección de Administración que dirige Rubén Portillo Mijangos.

Anteriormente, en la Jurisdicción Sanitaria de la Costa, revelan los abogados, vivía en una casa de interés social; tenía un automóvil Chevy y llevaba a sus hijos a escuelas públicas.

Como Jefe de la Unidad de Finanzas de los SSO adquirió una residencia, incluyendo muebles y autos de lujos.

En el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán adquirió tres casas en los últimos meses del 2014, en el fraccionamiento Santa Elena, y actualmente tiene cuatro vehículos de lujo.

 german tenorio

SECCIÓN 35 DISCRIMINA AL STIYPS

Integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales de la Salud (SITyPS) informaron que iniciaron una lucha laboral contra la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) que dirige Mario  Félix Pacheco.

En entrevista para E-Oaxaca, el secretario de Conflictos del SITyPS, Marcelo García Cortés, dio a conocer que “en el discurso sí somos reconocidos por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), pero en los hechos los mandos altos y medios se niegan a reconocer a los sindicalizados por presiones de la Sección 35”.

A más de ocho días de haber iniciado un paro de labores, García Cortés dio a conocer que “estamos preparados para mantener la movilización durante dos meses”.

Explicó que esta movilización tiene en su pliego de demandas sólo tres puntos, que son la homologación salarial de 130 trabajadores de contrato que ganan 50 por ciento menos que un trabajador de base, pero con doble carga laboral, además de derecho a la seguridad social, dado que aun cuando son trabajadores de la Salud, no tienen seguro médico, y por último el reconocimiento total para su sindicato.

“La inversión no rebasa los 100 millones de pesos, cuando sabemos que se han robado más de tres mil millones de pesos, pero no pueden homologar salarialmente a la base trabajadora”, señaló.

Desde finales del año 2013, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) entregó la toma de nota a la estructura del SITyPS; sin embargo, por intervención de la Sección 35 del SNTSA no han podido ser reconocidos por los SSO, que dirige Germán Tenorio Vasconcelos.

Esta movilización sindical mantienen cerradas las oficinas de los SSO en las calles de J.P. García y Miguel Cabrera, del Centro Histórico, además de mantener sin servicio al Hospital General de San Pedro Pochutla, en la región de la Costa oaxaqueña.

RUBEN PORTILLO MIJANGOS.

El dirigente sindical advirtió que otras instituciones podrían ser cerradas la semana próxima, “si el Secretario de Salud (Germán Tenorio) se niega a sentarse con nosotros para que haga correr la circular y nos reconozcan a todos”.

Marcelo García Cortés, recordó que desde abril del 2014 emplazaron a huelga y solicitaron la revisión de su Contrato Colectivo de Trabajo, pero dicha acción les fue negada por la intromisión de la Sección 35 del SNTSA