De oficio reportero: Oaxaca y Chiapas, las prioridades


El presidente Enrique Peña Nieto inició entrega de tarjetas de ayuda

Aguas con buitres y tarjetas de ayuda.

Raúl Sánchez Carrillo

La dinámica de ayuda a la etapa de reconstrucción no se detiene y con hechos concretos, la ayuda a los miles de damnificados en Oaxaca principalmente, se ha convertido en realidad con tarjetas de ayuda económica para la compra de materiales de construcción y con fondos incluso, para enseres domésticos.

En varios municipios, el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Alejandro Murat han ido entregando a las mujeres, principalmente el respaldo para entrar de lleno a reedificar casas y vidas.

Sin embargo, cuando no es una réplica sísmica, es la lluvia ocasionada por las distintas perturbaciones meteorológicas como Ramón, tormenta tropical que afortunadamente, a decir de los expertos en el clima, no será huracán, aunque lleva gran cantidad de lluvias.

De verdad, dormir en la calle y además con lluvia, no es nada sencillo. Faltan miles de metros de plástico para hacer techumbres que protejan de la constante  humedad.

Y así, se avanza en el respaldo obligado del gobierno federal y el estatal a quienes lo perdieron absolutamente todo lo material, pero afortunadamente conservan la vida. Reedificar consiste en utilizar los mismos materiales que se han usado para edificar, pero ahora, con refuerzos estructurales que den mayor soporte a los fenómenos sísmicos.

Ayuda para habitantes del Istmo

El doctor Roberto Muli, italiano nacionalizado mexicano, hace 60 años, experto en estructuras sísmicas, Premio Nacional de Ingeniería 2012 y uno de los más importantes conocedores en la materia sostiene que la autoconstrucción en la Ciudad de México, no es viable debido a que la variedad de suelos lo hace imposible.

Agrega Muli que la asesoría de ingenieros es necesaria, para aplicar técnicas más modernas en la construcción y a la vez, analizar los materiales que hoy existen para ese fin. Se dice que los bloques de Pet, tienen mayor resistencia y flexibilidad. Lo mismo varillas más resistentes.

Viviendas actuales en Juchitán

Ha sido muy útil, la cultura de la prevención y los simulacros, pero a lo anterior, podría sumarse el que se estableciera como las escrituras de una propiedad y el pago de predial y agua,  que hubiera la de una verificación estructural dos al año, para conocer en esta radiografía, el estado de los cimientos, muros y en si, la casa o edificio y atender de inmediato lo que se requiera en lugar de esperar a ver que saldo dejan los sismos.

Finalmente el entregar ayuda en tarjetas como se ha iniciado, requiere de una supervisión de las autoridades para evitar que los buitres constructores, quieran  sorprender a  los damnificados, dándoles menos en efectivo, de lo que tienen en sus tarjetas. Tarea como el resto, intensa, pero necesaria.

sanchezcarrillo.tv

Juchiteco ante lo que fue su vivienda