Crece escándalo de OHL-México


Filtración de conversaciones telefónicas entre directivos revela soborno a magistrados  

Privilegios y compensaciones millonarias a consejeros de OHL-México.

 Agencias

Un audio de tres conversaciones entre directivos de OHL México revela que la constructora utiliza una estructura contable paralela para pagar sobornos.

En la grabación OHL paga a magistrados para obtener sentencias favorables”, subida a YouTube, el audio entre Pablo Wallentin, entonces director de Relaciones Públicas, y Gerardo Fernández, director jurídico de la constructora, revela que José Andrés de Oteyza, director de la empresa en México, dio el visto bueno para que se comprara la voluntad de magistrados.

Este nuevo episodio de corrupción en OHL salta un día antes de que se celebre la junta de accionistas del grupo constructor en España, sede principal de éste.

A diferencia de una conversación anterior, donde se revelaron actos de corrupción en OHL, y donde De Oteyza se deslindó de cualquier acto de corrupción en que incurrió Wallentin con el entonces secretario de Comunicaciones del Estado de México, en esta ocasión no sale bien librado.

De Oteyza es identificado por Oriol Malló en su libro El cártel español. Historia crítica de la reconquista económica de México y América Latina (1898-2008) como uno de los “Churumbeles de López Portillo” porque De Oteyza fue “un personaje decisivo en alguno de los más grandes arreglos institucionales entre México y España desde fines de los años 70, que se tradujeron en la multimillonaria inversión de Pemex en la refinería de Petróleos del Norte (Petronor), en Muskiz, Bilbao.”

En las conversaciones Wallentin y Fernández utilizan un lenguaje críptico y las cifras de dinero de las que hablan son manejadas de forma discreta ante la presencia de “Javier” el chofer de Wallentin. Matizan las cantidades de las que hablan quitándole tres ceros. Al conocido “entre” ellos le llaman “factor”.

“¿Cuánto hay que darle a los magistrados?”, pregunta Wallentin a Fernández que responde : “Pues yo creo que una manita”.

Se infiere que, como en el futbol,  “una manita” sería cinco dedos, cinco unidades. En ese sentido es que si hablaron de 12 mil pesos para los magistrados, y a las cifras manejadas les quitan tres ceros, 12 mil sería un millón 200 mil pesos, lo que significaría una entrega de 500 mil pesos a dos magistrados, de los cuales omiten sus nombres y los dos funcionarios de OHL se quedarían con 100 mil pesos cada uno, que sería el “factor”.

En tres conversaciones telefónicas grabadas el 16 de enero pasado entre las 08:48 horas, las 17:55 y las 18:27 horas, Wallentin y Fernández hablan de incrementos indebidos a las cuotas del Viaducto Bicentenario del Estado de México. “Estamos metiendo un gol, estamos poniendo tarifas del año siguiente”, le comentó Wallentin al director jurídico de OHL.

A las 17:55 de ese 16 de enero, Wallentin le dice a Fernández: “Oye, vengo saliendo de una comida con mi jefe (De Oteyza). Tema uno, Campella, eh… Tello y el otro me lo cargan a mí de inmediato”. Fernández contesta “sí”. Y Wallentin sigue: “resuelto…”

Habla de un segundo punto y pasa al “tres, los magistrados, si lo… los términos que dijiste, y dijo (De Oteyza) ‘desde luego los pagas Pablo’. Y dije, pero, ‘y que Juan vea que costó’…” (refiriéndose a Juan Miguel Villas Mir, dueño de OHL o Juan Luis Osuna, vicepresidente de la constructora).

OHL MEXICO  JOSE ANDRES DE OTEYZA

Se entiende que Wallentin le dijo a De Oteyza: “No bueno, pues yo no le puedo dar al magistrado el cheque” y De Oteyza le responde: ‘entonces cómo le hacemos’.

Fernández interviene y dice: “No, no hay otra forma, o sea, no hay otra forma o se hace como siempre, o no hay otra forma. ¿Cómo? ¿Cómo? A ver, cómo hay apoyos ahí, a esa gente de otra forma”.

Wallentin propone: “por qué no le pedimos un cheque a Conmex (Concesionaria Mexiquense, que se encarga de la operación del Viaducto Bicentenario en el Estado de México), por el monto, más los factores y luego lo cambiamos”.

Fernández pregunta a nombre de quién saldría el documento, a lo que Wallentin repone: “No, no, a nombre de la empresa El Patito”.

 “¿Y eso de qué sirve Pablo? Pues lo único que estamos haciendo… de lo que hay, no pues cómo, cómo”.

“Yo no bajo mi caja; a ver, necesito sacar 12 mil, que es el monto, ¿de acuerdo? Yo de mi caja no bajo doce mil y si los bajo tendría que meter un recibo: saqué doce mil pesos de pagos bla, bla, bla y queda ahí asentado, perfecto. La otra manera para yo fon..(dear) es cosa de Conmex.”

Fernández: “Si, Conmex tiene que salir del fideicomiso, si no, no te lo da ¿para qué concepto?”

Wallentin: “No, a ver, Conmex el fideicomiso para qué. Para derecho de vía”

Fernández: “No, pues sí. Para lo que sea, tiene que salir así, todo el dinero de Conmex”.

En abril pasado OHL cristalizó la venta de 24.99 por ciento de dos de sus subsidiarias a un fondo controlado por la australiana IFM Global Infraestructure Fund  por ocho mil 777 millones de pesos (unos 605 millones de dólares), entre ellas la que controla el Viaducto Bicentenario.

ohl  carlos ruiz sacristan

PRIVILEGIOS DE LOS CONSEJEROS DE OHL

Ser directivo o consejero de OHL México tiene retribuciones que muchos envidiarían. El año pasado cada uno de los miembros del Consejo de Administración de la empresa, que está en el ojo del huracán por presuntos fraudes y corrupción, recibieron una compensación de 440 mil dólares, es decir, unos 5 millones 854 mil pesos al tipo de cambio promedio del 2014. No debió haber sido fácil, y mucho menos barato, conseguir que exfuncionarios del gobierno como Carlos Ruiz Sacristán y Jesús Reyes-Heroles, o empresarios con tan buenas relaciones como Valentín Díez Morodo, fueran sus asesores de cabecera.

Dichas compensaciones podrían parecer altas, pero no pierda de vista las que recibió el vicepresidente ejecutivo de OHL México, Juan Luis Osuna Gómez, quien obtuvo un millón 300 mil euros en remuneraciones por parte de la holding en España, adicionales a las que obtuvo en México. Fue el ejecutivo mejor pagado del 2014 de la constructora española.

ohl mexico federico reyes heroles

POR LAS NUBES, TARIFAS AUTOPISTAS EN MÉXICO

Y es que a pesar de que la percepción fija de Juan Luis Osuna fue de 412 mil euros (5 millones 481 mil pesos) en 2014, su retribución en bonos, “basada en la consecución de objetivos”, fue realmente espectacular: recibió 889 mil euros (11 millones 828 mil pesos). Y no era para menos, pues entregó resultados extraordinarios de la división mexicana, la cual elevó sus tarifas por peaje como en ningún otro mercado.

Osuna, de 51 años, es el consejero delegado de OHL Concesiones, la subsidiaria que genera 76 por ciento del flujo operativo (EBITDA) del grupo. México es la piedra angular de este negocio.

El año pasado las tarifas las concesiones de OHL México crecieron vertiginosamente: tuvieron un alza promedio de 23 por ciento, culminando un periodo de cinco años con ajustes al alza que se han reflejado en mejores resultados para la firma española.

 

EL VIADUCTO BICENTENARIO

Osuna, junto con una serie de directivos de OHL México, están siendo investigados por presuntos malos manejos en al menos uno de sus proyectos principales: el Viaducto Bicentenario, y por probables actos de corrupción con funcionarios del gobierno. Hace unos días el secretario de Comunicaciones y Transportes del Estado de México,

Apolinar Mena, uno de los involucrados en las grabaciones entre directivos de OHL y funcionarios que se filtraron a la prensa y en internet, renunció y fue multado con 189 mil pesos.

ohl mexico  Valent+¡n D+¡ez Morodo

OTEYZA “RAJANDO” DE  JUAN LUIS OSUNA

En los audios se escucha hablar a José Andrés de Oteyza, el presidente de OHL México desde el 2002, quejarse de Osuna: “Ya ves cómo es (…) se cree más listo que todo el mundo (…) es un gandalla”, le dice Oteyza a Pablo Wallentin, un representante de OHL México, quien también ya renunció a su puesto.

No está claro cuándo se dio el alejamiento entre José Andrés de Oteyza y Juan Luis Osuna, pero una fuente dice que fue a partir del 2013, cuando Osuna dejó el cargo de director general y nombró a Sergio Hidalgo en su lugar. Osuna, quien se mantuvo como vicepresidente ejecutivo de OHL México, empezó a mover sus piezas dentro de la empresa, la cual ha cambiado al menos dos veces de director de Finanzas en ese periodo.

 

LAS ESTRATEGIAS DE JUAN MIGUEL VILLAR

Diarios españoles han publicado que Juan Miguel Villar Mir, presidente y propietario del 60 por ciento de OHL, ha tejido una red de seguridad entre directivos clave para “evitar bandazos en la estrategia”, según suele decir el empresario español. Osuna está dentro de esa ‘red’, a diferencia de Oteyza, el exsecretario y asesor de José López Portillo, quien no tiene mayor injerencia en el consejo de OHL España.

Osuna lleva al menos tres años recibiendo retribuciones que superan el millón y millón y medio de euros. La relación entre Oteyza y Osuna podría culminar con un rompimiento total que derivaría en la salida de uno de los dos de OHL México, dijeron las fuentes en su momento.

ohl viaducto bicentenario