Ana Gabriela Guevara, otra víctima de la violencia ¿será parte de las estadísticas?


De la Redacción

¿Ni una más?

Esta vez se trató de una mujer que durante varios años puso en alto el nombre México y tampoco se salvó de la violencia, de esa violencia ruin, cobarde. Esa violencia que tiene su origen en mentes enfermas.

Recibió golpes severos que bien pudieron haber resultado mortales. El maltrato físico, la agresión a puñetazos y patadas en contra de una mujer indefensa, no tiene más que una explicación: la irracionalidad convertida en sujetos carentes de cualquier tipo de valor y, seguramente, producto de familias enfermas, pues la actitud de los agresores solo se puede explicar de esta manera.

¿Ni una más?

La agresión física de la que fue víctima Ana Gabriela Guevara, una deportista ejemplo para hombres y mujeres de nuestro país, se suma a las estadísticas de la violencia de género, a la violencia homofóbica, a la violencia sicológica, a la violencia verbal, que se padece a lo ancho y largo del territorio nacional, zona que ha sido convertida en santuario de la inseguridad y parte de la selva, donde las leyes no se respetan y cuando ese respeto llega también arriban quienes son expertos en burlar el marco del estado de derecho.

¿Ni una más?

Además de los golpes físicos que recibiera, hace unos días, la corredora sonorense, Ana Gabriela Guevara, fue víctima de otras agresiones más cobardes, si es que la cobardía tiene niveles.

Porque, escudados en el anonimato del twuitter, se dejó ver lo más bajo y ruin que pueda tener una persona al atacar sin miramientos a un ser humano que, víctima de los cobardes, no pudo defenderse de la locura de sus agresores.

Así, esos hombre y mujeres que deambulan por las calles de las ciudades de México y que, insistimos, desde el anonimato se dan “valor” para descargar toda su amargura, sus inseguridades, sus complejos, su soledad y su miseria humana, ¿disfrutan? intentando dar el último golpe a una mujer triunfadora, a una persona que ha sabido enfrentar a una sociedad hipócrita y que, por esfuerzo propio, ha salido adelante en todos los aspectos de su vida.

¿Ni una más?

Habría qué preguntarse que tipo de familia tienen los sujetos que agredieron físicamente a Ana Gabriela Guevara.

Habría qué preguntarse qué tipo de mente criminal hay en ellos.

Pero también hay que preguntarse en qué estructura familiar se desarrollaron aquellas personas que, a través del twuitter festinaron la golpiza a la persona que nos llenó de orgullo en Juegos Olímpicos y en las grandes competencias de atletismo que se llevan a cabo en Europa.

Entre todas estas interrogantes, hay otras que seguramente no tiene respuesta, pues el crimen que cometen quizá no este tipificado todavía.

¿Ni una más?

Resulta interesante tener cierta idea de lo que es un sicópata sexual, esos que disfrutan todo tipo de agresiones (física, verbal, twitter, sicológica). Gozan toda clase de violencia sexual.

Aquí cabe la pregunta:

¿Cómo es la vida sexual de un sicópata?

Una definición es indispensable:

“Los psicópatas carecen de empatía, esto quiere decir que no logran ponerse en el lugar de la otra persona y que no se preocupan por los sentimientos de los demás. Son personas egoístas que funcionan en base al beneficio que ellos obtienen de los demás. No tienen remordimientos y manipulan y utilizan a los demás para conseguir lo que quieren. Son egocéntricos e incapaces de amar ya que no pueden conectar emocionalmente con otras personas. Sus relaciones sociales son pobres, son incapaces de confiar o depender en otras personas. Hay que desbancar el mito de que todos sean asesinos, esto es falso. Por lo general se entiende que estas personas en parte “nacen” así, es decir la psicopatía posee un componente genético aunque se vea moldeada por acontecimientos vitales”(Omicrono/ciencia).

¿Ni una más?

El caso de Ana Gabriela Guevara ¿será uno más en México? ¿Acaso será parte de las estadísticas de la violencia en nuestro país?

ana-gabriela-el-rostro-del-dolor

No había razón para tanta violencia, expresa la ex medallista olímpica.

Ana Gabriela Guevara fue  internada el pasado domingo en el hospital ABC de Santa Fe, donde  fue atendida  por una fractura en el pómulo, entre otros golpes.

A la medallista olímpica la golpearon cuatro tipos en la carretera, cuando regresaba de Valle de Bravo a la Ciudad de México.

Trascendió que ella venía en su moto Harley-Davidson y pasando La Marquesa, cuando llegó a la zona de tráfico, un carro se le cerró. La senadora se bajó y en eso los cuatro sujetos se bajaron a golpearla.

Los agresores iban en una Voyager con placas MMU-84-73, del Edomex, según el reporte de la policía federal.

La senadora por el Partido del Trabajo, calificó de “cobarde” la agresión que sufrió a manos de cuatro hombres la noche del domingo sobre la carretera Toluca-México.

 

ME GOLPEARON DE LA MANERA MÁS COBARDE

“Qué puedo decir, no de acuerdo con lo que pasó, son los excesos de esta violencia que persiste y ahora me tocó a mí, ser víctima. Cuatro hombres me golpearon de la manera más cobarde porque no me pude defender… Si hubiera sido uno pues por lo menos tengo margen de hacer algo, cuatro es imposible”, aseveró la también medallista olímpica en entrevista.

Guevara narró la manera en que sucedieron los hechos y como los sujetos la tiraron al suelo para patearla hasta provocarle una fractura en el pómulo derecho.

 

VIOLENCIA SIN RAZÓN

La verdad no había motivos para haber llegado a tal violencia, venía de regreso de Valle de Bravo en el entronque de la carretera de cuota hacia la carretera de cuota México-Toluca y el tráfico estaba pesado y al incorporarme a la carrera esta persona con toda alevosía me tumba de la moto, me bajo tratando de pedirle que se pare y acto seguido bajan tres hombres de la camioneta y otro que no sé de donde salió me tumban al piso y me empiezan a patear los cuatro y una patada en la cara provoca la fractura”, precisó.

Informó que su acompañante también fue golpeada, pero no sufrió lesiones severas, además, señaló, que la golpiza que recibió duró 40 segundos.

 

CONDENA TITULAR DE SEGOB LA AGRESIÓN

El secretario de Gobernación (SG), Miguel Angel Osorio Chong, dijo que la reciente  agresión a la senadora Ana Gabriela Guevara fue un “acto cobarde” que visibiliza lo que día con día le ocurre a muchas mexicanas de todas las edades y en muchos rincones de nuestro país, desde un hostigamiento hasta el feminicidio.

«Lo que sucedió con la senadora (el pasado domingo) fue un acto cobarde en una circunstancia, en un percance, pero tenemos que pensar, con ese ejemplo, en las miles de mujeres que caminan las mismas calles, porque no hay de otra, y que tienen hostigamiento e incluso violencia sobre ellas día tras día, y en las miles de mujeres, en sus hogares, en los cuales tienen que estar todos los días, las violentan, las lastiman e incluso son parte de las cifras de feminicidios.

“Que lo de Ana Gabriela sirva para visibilizar aún más las circunstancias que viven miles de mujeres y que eso nos una en el esfuerzo para erradicarlo y castigarlo”, expresó durante una sesión ordinaria del Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las mujeres.

Las autoridades ya cuentan con fotografía y ubicación de uno de los cuatro agresores de la exvelocista y actual senadora, Ana Gabriela Guevara,

 

IDENTIFICAN Y UBICAN A UNO DE SUS AGRESORES

En entrevista,  la excampeona mundial dijo que no quiere intervenir en el proceso de las investigaciones, pero ya le informaron que hay imagen y ubicación de uno de los que la golpearon el pasado domingo en la autopista México-Toluca.

Asimismo, agradeció el apoyo que le han externado a nivel nacional como internacional, en que le recuerdan sus logros como deportista y atleta mexicana de alto nivel.

Guevara lamentó la situación de violencia que vive el país, pero se dijo segura que ese clima adverso se puede combatir de manera colectiva porque todos los mexicanos directa o indirectamente han sido víctimas de la inseguridad.

Comentó que luego de la agresión fue mesurada en la forma en que hizo pública esta información porque no quería ser atendida por «quien soy» sino primero como una ciudadana de a pie.

Para la senadora por el PT, la agresión evidencia intolerancia no sólo a situaciones como el tránsito, sino a los motociclistas, así como a los ciclistas.

«Nunca pensé que esto fuera llegar a los golpes, ni poner en riesgo mi vida. Afortunadamente sólo fue la fractura y sigo en pie porque espero que pueda sumar a todo esto. Si la vida me manda esta prueba es para seguir adelante y mayor provecho de esto», apuntó.

 

EMBAJADORA DE EU SE SOLIDARIZA CON GUEVARA

En el marco de la ceremonia de la firma de un programa para el fortalecimiento de la seguridad de grupos en situación de vulnerabilidad, la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, habló de las agresiones que sufrió la senadora Ana Gabriela Guevara

«La violencia contra la mujer no conoce fronteras, edad, raza, ni condición social, es decir, no discrimina. Condeno energéticamente el incidente que sufrió la senadora Guevara, es una muestra más de que hay que continuar luchando contra la violencia de género a todos los niveles y de que la violencia de género no respeta cargos y de hecho no respeta nada», destacó Roberta Jacobson, embajadora de Estados Unidos en México.